La Verdad

GP DE ARGENTINA

Viñales no deja de apretar

fotogalería

Viñales, en una prueba de esta temporada. / Efe

  • El de Yamaha, Morbidelli y Mir mandan en Argentina

Maverick Viñales está mostrando una voracidad imposible para los demás en este arranque de 2017. Después de dominar la pretemporada, el de Yamaha ha comenzado con pulso firme un curso en el que va colocando poco a poco su nombre como el máximo favorito entre los favoritos. En Termas de Río Hondo, en una jornada algo extraña en la que algunos de esos teóricos contendientes no brillaron, Viñales dominó las dos sesiones de entrenamientos en que pilotos y equipos tuvieron muchas pruebas de neumáticos obligadas por Michelin.

El caos de 2016 y la previsión de lluvias para el sábado forzó a todos a tener que probar un nuevo compuesto trasero más duro desplazado hasta Argentina por la marca francesa como alternativa de seguridad si algo extraño pasase en estos días con los neumáticos -aunque, en este sentido, todo fue de lo más normal, lo que no invita pensar en situaciones límite-. «Creo que hemos hecho un gran trabajo, porque es una pista completamente distinta a las anteriores y me he sentido bien y cómodo, como en Catar o Phillip Island», reconoció Viñales tras un primer día en el que le metió tres décimas de ventaja a Marc Márquez. «Hemos dado un paso más. La pista no estaba nada mal y la he visto mejor que el año pasado, cuando el viernes estaba más sucia. Hemos podido trabajar un poco mejor», añadió.

Precisamente, esas tres décimas de pérdida las localizó Márquez en la aceleración en la recta trasera del trazado argentino, una cantinela, la de la aceleración, que ya se oyó a lo largo del último curso. «Es viernes, pero por la pretemporada, la primera carrera y hoy está claro que Maverick y Yamaha forman el mejor conjunto ahora mismo», reconoció el del Repsol Honda, que es consciente de esta situación desde el primer test de Valencia. «También siguiendo a Zarco y Folger se entienden cosas», añadió, en referencia a los buenos resultados de los dos novatos del equipo satélite de Yamaha, con una moto sobre el papel inferior a la de Viñales y Valentino Rossi pero con la que Márquez también notó una pérdida exagerada en los metros posteriores a la salida de la curva. «Ha sido un día bastante extraño, porque Valentino, Dani y Jorge (Lorenzo) son de los favoritos y están atrás», señaló. Achacó lo acontecido al circuito y a las pruebas de neumáticos, aunque el hecho de ver a Pedrosa decimotercero, Rossi decimosexto y Lorenzo decimoctavo marcó en parte la jornada, además de que dejó el terreno un poco más expedito al esperado duelo Viñales-Márquez, una pelea en la que el primero mantiene una pequeña ventaja. «Aunque yo no descartaría a Rossi», apuntó Márquez, que valoró como no muy distante el ritmo del italiano. «Estamos haciendo un buen trabajo y sería divertido tener aquí una lucha con Marc, pero nuestro objetivo es hacer nuestra carrera, dar el cien por cien e intentar estar lo más alto», concluyó el líder de MotoGP.

A Lorenzo se le vio con muchos problemas a lo largo de todo el día, aunque la distancia con su compañero, Andrea Dovizioso, fue de sólo dos décimas. Eso sí, el mallorquín terminó como el último de Ducati, en un día en que Karel Abraham y Álvaro Bautista fueron tercero y cuarto, respectivamente -con versiones anteriores de la Desmosedici, como Loris Baz, sexto- y Danilo Petrucci quinto, el tercero de los pilotos de la marca italiana con el modelo 2017, además de los dos de fábrica. Lorenzo terminó con cara de enfado un día en el que las imágenes hablaron por sí mismas: se lamentó del fallo en la maniobra de salida con el tiempo ya acabado, esto le llevó a abortar la prueba de cambio de moto en el ‘pit lane’ -algo que los equipos hacen cuando parece que puede llover el domingo- y entró muy serio en el ‘box’, el mismo rictus que mostraba Gigi Dall’Igna, máximo responsable del proyecto Ducati.

En las otras dos categorías dominaron también los líderes, como en la clase. Joan Mir confirmó su solvencia mandando en los dos entrenamientos del viernes, con el murciano Juanfran Guevara sexto. «Yo me limito a hacer lo mío, a estar delante en cada tanda, pero sí que estaría preocupado si me viera a medio segundo del primero», explicó el ganador en Catar sobre la distancia a la que terminó el segundo del día, Romano Fenati. «Cuando el año pasado estaba yo en esta situación, me preocupaba», añadió. Por su parte, Franco Morbidelli hizo lo propio en Moto2, dominar los dos libres, en un día en el que de nuevo Alex Márquez fue el mejor de los españoles con una sexta plaza.