La Verdad

análisis

'El circuito del fin del mundo'

video

Algunos de los pilotos, en la presentación del Gran Premio. / Rafa Marrodan

  • Termas de Río Hondo es una ciudad de 44.000 habitantes, a 1.100 kilómetros de Buenos Aires, y alberga 200 hoteles

Cuando este jueves el grueso del Campeonato del Mundo llegó después de un agotador viaje de 30 horas a donde este fin de semana se va a celebrar el Gran Premio de Argentina, todos nos preguntamos por qué. ¿Por qué un campeonato -que pasa por sitios tan emblemáticos como Tokio, Austin, Barcelona, Melbourne, Kuala Lumpur, Valencia, Florencia, Jerez, Le Mans o Doha- hace un GP en un circuito que está a 1.100 kilómetros al norte de Buenos Aires en una provincia llamada Santiago del Estero y en una ciudad de 44.000 habitantes, Termas de Rio Hondo? Probablemente poca gente sepa que Argentina fue el primer país que acogió un GP fuera de Europa, pero hasta hace tres años, el escenario siempre había sido la ciudad de Buenos Aires. Es cierto que el GP argentino se venía celebrando de forma interrumpida, pero digamos que siempre en un sitio «lógico»: Buenos Aires.

En 2016, 51.535 espectadores asistieron en directo a las carreras. en una ciudad que cuenta con 44.000 habitantes. Sin embargo, la decisión del gobierno argentino de dinamizar económicamente el norte del país llevó a la construcción del circuito de Termas de Rio Hondo y a cerrar con Dorna-la compañía que gestiona el campeonato- la celebración del GP de Argentina en esas instalaciones. Y la fórmula, como ha pasado en otras regiones del planeta -como sucedió en su momento en la zona de los Goldfields en Sudáfrica cuando cayó el precio del oro-, ha funcionado. «Termas era conocida básicamente como ciudad balneario y consecuentemente atraía y atrae a muchísima gente de más de 60 años. Lo que buscamos con la creación del circuito es otro perfil de turistas, tantos por edad como por nivel adquisitivo», nos ha explicado un portavoz oficial. «La iniciativa ha sido un éxito».

Valgan como muestra los números de 2016, cuando el domingo 51.535 espectadores asistieron en directo a las carreras -la ciudad cuenta con 44.000 habitantes- y la carrera fue vista en 28 millones de hogares alrededor del mundo, que descubrieron que existía una ciudad en el «fin del mundo» que se llama Termas de Rio Hondo. Termas cuenta con 200 hoteles y 12.500 plazas hoteleras; el índice de ocupación para el fin de semana del GP es del 100%. Según los números del Ministerio de Turismo Argentino, en ese fin de semana se generó el 11% del movimiento económico anual de la ciudad, y los hoteles de 5 y 4 estrellas de Termas y San Miguel de Tucumán registraron ocupaciones del 100%, y un 90% los de 3 y 2 estrellas. A ese lugar «al que nadie iría» llegan ahora gracias al GP turistas del todo el mundo, pero especialmente de Brasil, Bolivia y Chile. Aprovechando la celebración del GP del próximo fin de semana, el Ministerio Argentino de Turismo y Dorna anunciaban este viernes la renovación de su acuerdo hasta 2019.

*Manu Pecino es un periodista especializado en motor que lleva décadas cubriendo los Grandes Premios.