La Verdad

mOTOGP

Viñales comienza donde lo dejó

Maverick Viñales.
Maverick Viñales. / EFE
  • Doblega en casi seis décimas de segundo al vigente campeón del mundo, el también español Marc Márquez

«No estaba mal, sólo hacía un poco de aire, pero por eso estoy contento. Poder igualar el tiempo por vuelta con aire nos hace pensar que mañana podemos mejorar un poco más». Un poco más de aire, la única ‘queja’ de Maverick Viñales después de un primer día en el que muchos pilotos valoraron como muy distintas las condiciones de la pista catarí. Como había dicho Andrea Dovizioso durante el entrenamiento de pretemporada en este mismo escenario menos de dos semanas antes del arranque del Mundial, Viñales va rápido en cualquier condición y eso es un problema para los rivales, que siguen mirando desde lejos al de Yamaha. En algún caso, como el de Valentino Rossi, desde muy lejos. «Sólo es el primer libre y cuenta poco. Lo que cuenta es que me siento rápido y fuerte, y también que el equipo está haciendo un gran trabajo. Si mañana conseguimos un buen ritmo de carrera, estaremos preparados para luchar al máximo». Tras sólo un entrenamiento y a falta de dos días de pruebas antes de la primera carrera del año, Viñales confirmó lo que de él se esperaba, retomando la acción donde la había dejado la última vez que los pilotos de MotoGP rodaron juntos. Un claro síntoma de que, hoy por hoy, es el máximo favorito para ganar en Catar.

Sólo dos pilotos, Márquez y Dani Pedrosa, pudieron quedarse a menos de un segundo de Viñales, en un final de sesión en el que la mayoría de pilotos montaron el neumático blando pensando ya en meterse en el ‘top’ diez que da derecho directo a disputar la ‘pole’, con la posibilidad de lluvia en mente -no lo hicieron ni Dovizioso ni Álvaro Bautista, uno de los que más destacó en el test-. «En ritmo de carrera veremos cómo va, porque estamos en el primer entrenamiento», analizó Márquez, que reconoció que hay un nombre por encima del resto, el de Viñales. «De momento, hay las dos o tres décimas por vuelta que había en el test, que son muchas, y que tenemos que intentar recortar al máximo. Pero en este circuito sabemos que nos toca sufrir un poquito». Una cuenta que el de Cervera tiene hecha desde antes de llegar a Catar, mientras en Honda tratan de buscar soluciones a sus problemas o sus carencias, fundamentalmente en la electrónica. «Hay alguna parte, un par de cosas que tendríamos que cambiar y no sabemos exactamente cómo», comentó Pedrosa, un diagnóstico similar al de su compañero de equipo. «Estamos perdiendo en un punto muy raro, pero tenemos que encontrarlo. Sé que mañana no se va a solucionar», dijo en referencia a la transferencia de la ‘orden’ del puño de gas al motor.

Fuera de estos tres las diferencias ya superaron el segundo. Jorge Lorenzo, optimista para un Gran Premio sobre el papel positivo para Ducati, no terminó de encontrarse cómodo y terminó muy lejos, sobre todo en ritmo, de sus principales rivales. «La verdad es que no me acabo de encontrar muy bien con el neumático duro», reconoció el mallorquín. «Doy un gran paso con el blando, pero no dura mucho. Tenemos que intentar que vaya más rápido con ambos neumáticos, así que mañana hay que probar algo grande y diferente para ver qué pasa». El que volvió a mostrar una versión desdibujada fue Rossi, en su caso un hecho más grave si se tiene en cuenta que fue la peor de las cuatro Yamaha, a casi un segundo y medio de Viñales. Una situación complicada que sus rivales no quieren dar por definitiva -por lo menos en Losail- visto los antecedentes con el astro italiano. «Valentino, hasta que el domingo no cruce la línea de meta…», comentó con una sonrisa Márquez.

Mientras que MotoGP sólo completó un entrenamiento, en Moto2 y Moto3 se disputaron las dos primeras sesiones del fin de semana, aunque las dos últimas con mucho viento en pista, lo que hizo que no se pudiesen rebajar los ‘cronos’ de las pruebas inaugurales. En la clase intermedia los favoritos cumplieron con su papel, en un día en el que Luthi finalizó como el más rápido, por delante de Nakagami, Oliveira y Alex Márquez, el mejor de los españoles, como ya se ha visto en la pretemporada. En Moto3 el mejor tiempo fue para el alemán Oettl, dos décimas por delante de Joan Mir. Juanfran Guevara finalizó cuarto y el gaditano Marcos Ramírez sexto.