La Verdad

GP DE ARAGÓN

Motorland, semáforo verde para las Honda

Márquez, durante el Gran Premio de San Marino.
Márquez, durante el Gran Premio de San Marino. / Ettore Ferrari (EFE)
  • Yamaha busca en Aragón alargar su propia agonía en un Mundial que Márquez tiene prácticamente sentenciado

Estaba previsto que Motorland supusiera el primer 'match-ball' para Marc Márquez, e incluso a la vuelta del verano se veía la localidad de Alcañiz como un lugar propicio para que el genio de Cervera se hiciera con su segundo campeonato del mundo de MotoGP. Sin embargo, el cuarto puesto de Brno y, sobre todo, el decimoquinto puesto en San Marino, han retrasado las cuentas del piloto y de HRC. Los de Nakamoto no se han puesto nerviosos ante el aplazamiento del 'alirón' a pesar de los deseos del propio Márquez de cerrar la historia cuanto antes. Desde la marca alada, sin embargo, saben que con Aragón arranca una sucesión de cuatro circuitos que son muy favorables a las prestaciones de sus monturas. Y es que Motegi, Phillip Island y Sepang preceden la traca final de Cheste, un lugar lejano en el que la gran incertidumbre, esperan, sea cuál ha sido el número final de victorias del '93'.

Los datos respecto al circuito aragonés no engañan, y en las cuatro ediciones que se han disputado, los colores de Repsol han apabullado al resto. En 2010 fue Stoner con una Ducati la única excepción, secundado por Dani Pedrosa. En 2011 los protagonistas fueron los mismos, pero ambos estaban ya a las órdenes de la fábrica japonesa. Pedrosa asaltó el primer lugar en 2012 por delante de Lorenzo, y en 2013 fue Márquez quien se llevó el triunfo precediendo al mallorquín. Un trazado en el que la aceleración de la moto en la salida de curva es vital, permite a los potentes motores de las RC213V evidenciar toda la magnitud de su poder, y eso les otorga de forma automática el cartel de un favoritismo voraz.

Yamaha aprovechó su oportunidad en el circuito Marco Simoncelli, con Valentino Rossi imponiéndose de forma magistral en memoria de su malogrado amigo. Allí las Yamaha hicieron evidente que han tardado en carburar, pero que cuando lo han hecho han conseguido recortar su desventaja hasta ser casi igual de competitivas. El claro ejemplo no es el italiano, muy constante en una temporada en la que marcha a un solo punto de Pedrosa, sino Lorenzo, que ha calcado el año realizado por su marca. Sin apenas pretemporada, cuando quiso arrancar ya era demasiado tarde.

«Nunca he dudado de mi potencial ni del equipo. Sabía que nuestro problema se debió a una combinación de circunstancias. No nos convertimos de pronto en perdedores o en personas incapaces de hacer su trabajo. Fue algo temporal y se debió a cuestiones profesionales, personales, ligadas con la mala suerte, problemas técnicos, problemas de neumáticos y errores que yo cometí. No habíamos planificado suficientemente la pretemporada y fue una mala etapa. Además, al principio la M1 era una moto muy inestable debido a los cambios hechos para correr con un litro menos de combustible», explica Lorenzo. El balear sabe que ahora está mejor, y a Valentino le ha ido bien la táctica de ir «paso a paso». «Y así vamos a seguir hasta el final porque es el camino correcto».

Junto a ellos, un Pedrosa que quiere amarrar el doblete de HRC y una pléyade de marcas que buscan su momento de gloria, con especial atención a las Ducati, cuyo motor amparado en la reglamentación ‘Open’ puede dar muchas alegrías en el próximo mes. También las segundas motos, como las Tech3 de Espargaró y Smith. Pol, en lucha por el quinto puesto de la general con su hermano Aleix, sabe que si las Yamaha de Movistar van mal, la suya irá aún peor en el ‘póker’ de circuitos previo al Ricardo Tormo, por lo que le toca «dar lo mejor este fin de semana con toda la determinación de saber además que corro en casa»

Rabat busca otro golpe

En Moto2 ya no es ningún secreto que el Marc VDS va a ser el equipo del que salga el campeón. Tito Rabat le ha cogido el pulso a las últimas pruebas, pero Mika Kallio no se rinde. Los españoles como Viñales o Salom tendrán mucho que decir en el trazado de Motorland.

En Moto3 las cosas marchan mucho más abiertas, con el líder Jack Miller dando señales de flaqueza ante el empuje de las Estrella Galicia. El australiano tiene nueve puntos de ventaja sobre Álex Márquez y 20 respecto al otro Álex, Rins. Efrén Vázquez y Romano Fenati necesitan sumar por docenas y algunos ‘ceros’ de sus adversarios si quieren meterse de nuevo en la pelea.