La Verdad

TEST EN montmeló

Hamilton, hasta con problemas, asusta

Lewis Hamilton, rodando en Montmeló.
Lewis Hamilton, rodando en Montmeló. / Afp
  • El campeón del mundo se despide de la pretemporada con el mejor tiempo de la jornada, pero con menos vueltas de las previstas

La penúltima jornada de test de pretemporada volvió a acabar con un Mercedes en lo más alto, metiendo miedo, como no podría ser de otra manera. Lewis Hamilton terminó su preparación subiéndose por última vez al Mercedes W06 para realizar 76 vueltas y parar el crono en 1:23.022, algo más lento que Rosberg el día anterior. No obstante, para el británico no fue un día tan cómodo como le hubiera gustado, ya que estuvieron buena parte del día sin rodar mientras ajustaban el 'set up' del coche. No obstante, Hamilton, aunque algo disgustado, se mostró relativamente tranquilo, tanto como lo puede estar quien se sabe netamente superior a sus rivales gracias a un monoplaza que, sin desplegar todo su potencial, ha dejado claro que es más superior si cabe que el año pasado.

Los pilotos empiezan a apurar sus últimos kilómetros de pruebas y este sábado se dieron casi todos una buena paliza. Kimi Räikkönen, por ejemplo, fue el más constante en esta penúltima jornada. El finlandés dio un total de 136 vueltas este sábado, de las cuales 65 fueron para realizar un ensayo de carrera completo por la tarde, cambios de neumáticos incluidos. El de Ferrari ha concedido a la 'Scuderia' unos datos más que útiles, ya no sólo por las vueltas que ha dado, sino también porque ha probado las dos especificaciones de alerón delantero que han llevado al circuito barcelonés.

También fue un día muy intenso para Carlos Sainz. El madrileño despidió los test de pretemporada y la preparación para su primer año en la Fórmula 1 con muy buenas sensaciones. El de Toro Rosso, como su compañero Verstappen el día anterior, dedicó la mañana a hacer ensayos de pit stops, sin llegar a marcar un crono hasta bien entrada la sesión matutina. Por la tarde, el madrileño estuvo ensayando con el STR10 muy cargado de combustible, haciendo tandas largas con los distintos compuestos disponibles, y hasta tuvo un pequeño encontronazo con Ericsson que se zanjó con el español dándose una excursión por fuera de la pista en la zona del estadio.

Cuando restaban apenas diez minutos, Sainz se salió en la curva tres (donde unos minutos antes se había salido Ericsson) y provocó una bandera roja que, al final, supuso el final del día. Un fallo eléctrico dejó a Sainz a sólo cinco vueltas de igualar las 137 que dio en el segundo día de test en Jerez, hace ya casi un mes. Pese al final abrupto, el de Toro Rosso acabó satisfecho, tanto por sensaciones propias como por las que le dio el coche.

El 'currante de la jornada' fue Nico Hülkenberg. Con el Force India VJM08 recién desvelado en Montmeló el viernes, el alemán dio un total de 158 vueltas a Montmeló. Prácticamente tres grandes premios, lo que ha servido a Force India para ajustar el monoplaza de esta temporada y compensar buena parte de la carencia de vueltas que han tenido hasta el momento.

McLaren, sin Alonso en pista, dejó a Kevin Magnussen que se desfogase un poco al volante del MP4/30. El probador de la escudería británica también padeció problemas de fiabilidad, la gran piedra en el zapato de McLaren en esta pretemporada, y su jornada acabó antes de lo esperado por culpa de una fuga de aceite. En total: sólo 39 vueltas para el danés, antes de devolverle el coche al titular Button para el último día.

Honda homologa su motor

Estas jornadas de test también tienen su importancia política para el futuro de la Fórmula 1. A media mañana de este sábado, el 'motorhome' de Mercedes se convirtió en el mayor punto de interés de Montmeló. El motivo: una reunión a cuatro bandas entre los responsables de motores de Honda, Ferrari, Renault y Mercedes para establecer los pasos a seguir de cara a una revolución que pretenden hacer en 2017. No fue una reunión demasiado productiva en cuanto a decisiones, pero sí en cuanto a intenciones: quieren ahorrar costes, mantener o mejorar el espectáculo y dar un paso adelante en cuanto a tecnología se refiere.

Uno de los asistentes a esa reunión fue Yasuhisa Arai, máximo responsable de Honda, que en una rueda de prensa conjunta con Eric Boullier, jefe de McLaren, informó de que la unidad de potencia que llevarán Fernando Alonso y Jenson Button en este 2015 ha sido homologada por la FIA este mismo sábado. Además, Arai confesó que necesitan hacer una simulación de carrera este domingo, cuando acaban los test de pretemporada definitivamente, ya que no están satisfechos -lógicamente- con los pocos kilómetros que han dado en comparación a sus rivales. En cuanto a la cantidad de evolución que podrán implementar, lo sabrán para después de Melbourne, probablemente.

Boullier, por su parte, afirmó que están esperando la luz verde de los médicos para que Alonso corra en Australia, algo que debería producirse la semana que viene. Para el francés, lo más positivo de estos test ha sido que el viernes dieron 100 vueltas probando con diferentes sistemas y que todos funcionaron a la perfección. Se verá si este domingo, cuando llegue la última y definitiva sesión, pueden acabar con un buen sabor de boca y borrar definitivamente el amargor general de esta pretemporada.