La Verdad

Jornada 12

El Granada sigue peleado con el gol

El-Arabi (i) intenta regatear a Durbadier.
El-Arabi (i) intenta regatear a Durbadier. / EFE
  • Un defensivo Almería impidió la victoria local

El Granada y el Almería empataron sin goles en un encuentro en el que los locales no supieron aprovechar las numerosas ocasiones de gol de las que dispusieron ni la expulsión del visitante Ramon Azeez al inicio del segundo tiempo.

El equipo dirigido por Joaquín Caparrós, que acumula ocho jornadas sin ganar, demostró un día más su incapacidad atacante, ya que no marca en casa desde agosto, mientras que los almerienses consiguieron el punto buscado desde el inicio para romper una racha de cuatro derrotas seguidas.

El Granada dominó de forma clara en una primera parte en la que tuvo ocasiones de sobra para haberse adelantado en el marcador ante un Almería agazapado y timorato en ataque que no tiró ni una vez entre los palos de la meta rival.

Los rojiblancos ya habían lanzado cinco saques de esquina en el cuarto de hora inicial, en el que Rubén, el mejor del partido con diferencia, tuvo que aparecer a un cabezazo de El Arabi tras gran jugada de Piti y a fuerte disparo desde lejos de Rochina.

De nuevo El Arabi pudo marcar de cabeza después de un remate en semifallo de Fran Rico, pero Rubén volvió a lucirse para enviar el esférico a saque de esquina (m.22).

El Almería mejoró con el paso de los minutos, aunque no llegó a equilibrar el dominio local hasta superada la media hora y su única opción de gol fue un cabezazo lejano de Soriano que se marchó fuera por poco.

Cuando más igualada estaba la contienda llegó la mejor ocasión del Granada después de un fallo garrafal al alimón de Trujillo y de Rubén, más Piti se topó otra vez con el meta al definir mal en el mano a mano (m.36).

La segunda mitad comenzó igualada, aunque Azeez hizo un flaco favor a los suyos al hacer una fea entrada a Iturra que le costó la segunda tarjeta amarilla, y por consiguiente la expulsión, en el minuto 53.

La respuesta del técnico almeriense Francisco Rodríguez a la inferioridad numérica de los suyos fue hacer debutar al joven medio Carlos Selfa, mientras que Caparrós introdujo al punta Jhon Córdoba, que nada más entrar tuvo dos ocasiones, topándose con Rubén en la primera y mandando el balón fuera de cabeza por muy poco en la segunda.

El propio Córdoba pudo marcar de nuevo en el minuto 74, pero lo evitó en última instancia Ximo Navarro con un cruce providencial cuando el colombiano ya encara el uno contra uno frente al meta almeriense.

Los visitantes apenas volvieron a crear peligro, pese a que Thievy, que quedó como su única referencia ofensiva, casi sorprende a la zaga local en una rápida contra a falta de un cuarto de hora para el final.

Respondió Success con un remate franco en boca de gol que no encontró portería tras gran jugada de Foulquier por la derecha y con el Granada ya volcado en busca del tanto del triunfo.

Pese a los desesperados y desorganizados intentos locales, el Almería se defendió bien hasta el final y no volvió a pasar apuros para aguantar el empate, a lo que ayudó que los de casa también acabaran el encuentro con diez jugadores por la lesión de Rochina.

Temas