La Verdad

octavos | ida

El Real Madrid vuelve a vestirse de etiqueta

video

Los jugadores del Madrid, entrenando en Valdebebas. / Foto: Chema Moya (Efe) | Vídeo: Atlas

  • Zidane cuenta con todos sus efectivos para medirse al Nápoles tras semanas en las que ha tenido que hacer encaje de bolillos a causa de las lesiones

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

¡Moda para hombre y mujer a precios inmejorables!

Hasta 90%

La marca Denim italiana de moda

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda infantil con sus personajes favoritos

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

La mejor selección de productos para mantener tu hogar organizado

Hasta 70%

Joyería y relojería de tus marcas favoritas

Hasta 70%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Como si los astros se hubiesen conjuntado en el momento preciso, el Real Madrid saltará el miércoles al césped del Santiago Bernabéu vistiendo sus mejores galas. Tras la plaga de lesiones que asolaron al club de Chamartín después de la disputa del Mundial de Clubes, Zinedine Zidane podrá contar con todos sus efectivos para recibir al Nápoles en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. La única excepción será un Gareth Bale que ya ha retomado los entrenamientos con sus compañeros en Valdebebas pero al que aún le falta ritmo para encarar una cita de tamaña envergadura tras pasar dos meses y medio en el dique seco a causa de la lesión en los tendones peroneos del tobillo derecho sufrida en el partido disputado frente al Sporting de Lisboa en el Estadio José Alvalade correspondiente a la fase de grupos. Aunque no está completamente descartada su presencia en el banquillo, todo apunta a que el galés deberá refrenar sus ganas y aguardar al encuentro de Liga frente al Espanyol para regresar a los terrenos de juego. El objetivo es que esté a pleno rendimiento para la vuelta en el estadio de San Paolo y, dado su historial, el cuerpo técnico no afrontará el más mínimo riesgo.

La del ex del Tottenham será la única ausencia respecto al once tipo de Zidane que presentará el Real Madrid ante el conjunto entrenado por Maurizio Sarri. Hay que remontarse a la final del Mundial de Clubes para encontrar una alineación de los blancos en la que no faltase alguna de sus piezas clave. Desde entonces, el técnico blanco ha debido afrontar las bajas de jugadores como Marcelo, Carvajal o Modric como consecuencia de lesiones de distinto alcance. Incluso de Varane, el futbolista que más minutos ha disputado en Liga (1.395), hubo de prescindir el galo en la vuelta de cuartos de la Copa del Rey, un encuentro en el que 'Zizou' optó por reconvertir a Casemiro en central ante la carencia de suficientes efectivos en la zaga. Salió mal aquel experimento, como otras probaturas que el entrenador ha efectuado en las últimas semanas. El fiasco más notorio lo representó el 3-5-2 que dibujó frente a Osasuna el pasado sábado y que a punto estuvo de costarle un disgusto a los blancos de no mediar la lesión de Danilo que permitió a Zidane regresar al más habitual 4-4-2.

No correrá riesgos este miércoles el técnico francés. «He visto mejor al equipo en la segunda parte, con cuatro atrás y cuatro en el medio», admitió al finalizar el choque del Sadar. Llevaba tiempo Zidane rumiando una forma de contrarrestar la extraordinaria pegada de que está haciendo gala en el presente curso el tridente napolitano conformado por Callejón, Insigne y Mertens. Acumulan entre los tres 31 goles en la Serie A, a los que hay que añadir los 9 que ha firmado el eslovaco Hamsik. Cuatro ha anotado el belga en la Liga de Campeones, donde el Nápoles pasó como primero del grupo B con 11 tantos a favor y 8 en contra. Probó con tres centrales frente al Sevilla en Liga y no le fue mal hasta que un error de Benzema le cortó la racha de 40 partidos invicto. Repitió contra el Celta en Copa con menos brillo. Y ante Osasuna ese esquema evidenció más perjuicios que beneficios, coartando la amenaza de Marcelo al restarle recorrido al lateral. Tampoco es que la idea de juntar a tres centrales seduzca al Bernabéu, por mucho que el conjunto de Concha Espina levantase su octava 'orejona' con Aitor Karanka, Iván Helguera e Iván Campo sobre el césped del Stade de France parisino, final ante el Valencia en la que Míchel Salgado y Roberto Carlos oficiaron de carrileros.

Isco o Lucas Vázquez

Marcelo volverá a retrasar su posición frente al Napoles, con Carvajal en la derecha. Suman entre ambos doce asistencias en la presente temporada, un dato que evidencia la dependencia que el equipo tiene de sus arrancadas por las bandas. De la partida será también Kroos, quien lleva desde el 29 de enero sin disputar un partido al haber visto postergado al choque ante Osasuna el cumplimiento del encuentro de sanción que arrastraba y que inicialmente debía cumplir ante el Celta, encuentro que hubo de aplazarse por los desperfectos que el temporal ocasionó en la cubierta de Balaídos.

Podrá por tanto disponer Zidane de su columna vertebral, zarandeada en buena parte de lo que va de campaña por las lesiones de Modric y Casemiro, restándole una única duda al técnico blanco, la del cuarto integrante de la medular. Dos son las opciones que maneja. De un lado, Isco, reforzado por su gol del pasado sábado ante Osasuna y que aportaría fantasía en el último pase además de remate -acumula cinco tantos esta temporada, lo que le convierte en el centrocampista más productivo en este apartado, sin contar a dos extremos como Bale y Asensio-. Del otro, un Lucas Vázquez que pareció extrañamente desnortado frente al conjunto navarro hasta que marcó el tercero en la cuenta del Madrid ya cuando el duelo agonizaba.

Arriba volverán a juntarse Cristiano Ronaldo y Karim Benzema. Dos atacantes que llegan en condiciones muy diferentes al choque. El galo es blanco de las críticas por su desamor con la portería rival, una relación truncada cuyo último episodio se vivió el pasado sábado cuando marró un gol cantado en la primera parte. Su último tanto data del 12 de enero, cuando salvó la racha de invencibilidad de Zidane en el Sánchez Pizjuán. El portugués, por el contrario, ha anotado tres goles en sus tres últimos partidos -Celta en Copa y Real Sociedad y Osasuna en Liga-. Pero es en otra estadística demoledora del luso en la que confían los blancos: lleva diez partidos consecutivos viendo puerta en octavos de la Champions, con un total de catorce dianas. Su última víctima, el año pasado, fue la Roma, a la que marcó un gol en la ida y otro en la vuelta.