La Verdad

Imagen con el resultado del sorteo. AFP
Imagen con el resultado del sorteo. AFP

SORTEO DE OCTAVOS

Camino despejado para dos de tres

  • Suerte para Madrid y Atlético en el sorteo de octavos, con escollo para el Barça, que repite ante el City

La suerte sonrió este lunes al Real Madrid y al Atlético en el sorteo de los octavos de final de la Liga de Campeones, al quedar emparejados con dos rivales alemanes que no deben impedir la presencia de los finalistas de la pasada edición entre los ocho mejores equipos de Europa. El defensor del título repetirá en la primera eliminatoria directa contra el Schalke 04, al que los blancos ya sentenciaron la pasada temporada en la ida (1-6 en Gelsenkirchen, con dobletes de Cristiano, Benzema y Bale), mientras que el Atlético se enfrentará al Bayer Leverkusen, otro representante de la Bundesliga también asequible para los rojiblancos. Menos fortuna tuvo el Barcelona, que se encontrará con el escollo del Manchester City, al que superaron los azulgrana la pasada temporada en los mismos octavos, con un 0-2 en el primer partido en Inglaterra.

El camino hacia cuartos aparece por tanto despejado para el vigente campeón y el subcampeón. El Barcelona también es favorito para solventar el cruce, aunque le haya correspondido un City ante el que los azulgrana, que siguen con muchas dudas y sin un plan de juego, tendrán que estar muy precavidos. En el mes de febrero el Manchester City ya tendrá disponible al ‘Kun’ Agüero, actualmente lesionado, y Luis Enrique tendría que haber dado para entonces con la tecla, para evitar lo que supondría un fiasco del equipo catalán que el pasado curso cayó en cuartos ante el Atlético. «De aquí a febrero pueden pasar muchas cosas», advierte el ya cuestionado técnico azulgrana.

El City de Manuel Pellegrini era la principal amenaza para la tripleta de españoles, que en la primera fase se ganaron el derecho a disputar los partidos de vuelta de octavos en sus respectivos estadios al acabar líderes de grupo. Entre los peligrosos del segundo bombo también se encontraban el Arsenal, el PSG (para blancos y rojiblancos) y la Juventus (para madridistas y culés). Sin embargo, el destino quiso deparar un reencuentro entre Barcelona y Manchester City (24 de febrero y 18 de marzo) justo un año después, en una eliminatoria que acogerá un duelo estelar entre el Chelsea y el París Saint-Germain.

También se revivirá otro entre el Real Madrid y el exequipo de Raúl (el 18 de febrero la ida y el 10 de marzo en el Bernabéu), en el que se presume será el doble enfrentamiento más desequilibrado de octavos. Al Schalke no se le puede conceder ninguna posibilidad de éxito ante el campeón que aspira en Berlín a la ‘undécima’, aunque ningún equipo haya revalidado título con formato de Champions y tampoco se haya coronado ninguno tras firmar un pleno en la fase de grupos. Por mucho que el Real Madrid tenga que mostrar su respeto al Schalke y que el director de Relaciones Institucionales, Emilio Butragueño, afirme que «el fútbol es cruel» y augure que «todo va a ser muy diferente a la pasada temporada (tras el set en Alemania, un 3-1 en el trámite del Bernabéu en el que Jesé se rompió la rodilla)», el conjunto alemán no tiene entidad para amenazar a los blancos. Muy débil defensivamente, en ataque el exmadridista Huntelaar continúa siendo la principal referencia del equipo ahora dirigido por Roberto Di Matteo.

Más cuidado, aunque también es vulnerable atrás, debería tener el subcampeón de Europa con el Leverkusen, un conjunto que al igual que el rojiblanco presume de balón parado y en el que sobresale el mediapunta de origen turco Calhanoglu. Sin embargo y, pese a que los alemanes siempre desplieguen físico y sean competitivos, el equipo de la aspirina, que se enfrentó hace cuatro temporadas al Atlético en la fase de grupos de la Liga Europa (1-1 en ambos partidos), es inferior. Por mucho que el bloque de Simeone haya dado este curso un paso atrás sin el decisivo Diego Costa y también defienda ahora peor. Por individualidades y juego colectivo, esta eliminatoria (el 25 de febrero el primer encuentro y el 17 de marzo el segundo, en el Calderón) también es muy favorable al Atlético.

Mayor exigencia se encontrará en teoría el Barcelona contra un Manchester City imprevisible, aunque la lógica lleve a pensar que los azulgrana tienen que volver a imponerse a un equipo que quizás no vuelva a sobrevivir con un planteamiento tan defensivo como el de la pasada campaña en su estadio. Entonces, gracias a un penalti de Messi y a un gol de última hora de Alves elñ Barça puso un pie y medio en cuartos. Con la recuperación de Agüero el City ganará mucho, pero el equipo de Pellegrini no podrá contar en la ida con el sancionado Yayá Touré, y los ingleses seguro que echarán muy en falta en el medio campo al poderoso exjugador azulgrana.

Los octavos de final:

PSG-Chelsea.

Manchester City-BARCELONA.

Bayer Leverkusen-ATLÉTICO.

Juventus-Borussia Dortmund

Schalke 04-REAL MADRID.

Shakhtar-Bayern de Múnich.

Arsenal-Mónaco.

Basilea-Oporto.