La Verdad

Pablo Martínez, ayer, en su cocina del restaurante Eszencia, en El Batel, que dirige desde el año 2011. Antonio Murcia, ayer, en la barra de Casa El Alias, el restaurante que regenta.
Pablo Martínez, ayer, en su cocina del restaurante Eszencia, en El Batel, que dirige desde el año 2011. Antonio Murcia, ayer, en la barra de Casa El Alias, el restaurante que regenta. / J. M. Rodríguez/ Javier Carrión / AGM

Dos recetas para un mismo plato fuerte

  • Pablo Martínez, chef de Eszencia, y Antonio Murcia, de El Alias, transmiten su pasión entre fogones antes de un duelo en el que ambos se ven ganadores. El cartagenero dice que su equipo necesita «intensidad y máxima concentración» y el murciano confiesa que «lo del domingo me gustó»

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Lo primero que hizo el chef Pablo Martínez (Cartagena, 1977) cuando regresó a su ciudad hace doce años fue «abonarme al Efesé y volver a ir al Cartagonova». Este domingo, «como en los partidos grandes, iré con mi mujer y mi hija», avisa. Su afición le viene desde niño, cuando iba con su padre al Almarjal. Fue de los que sufrió, a pedrada limpia, el batacazo en el viejo Vivero de Badajoz en el 91. Y tras llorar con el 'Cordobazo' y el 'Vecindariazo', pasó «uno de mis días más felices» celebrando el ascenso de Alcoy junto a todos sus amigos delante de la pantalla gigante que aquel 24 de mayo de 2009 se instaló en el Pabellón Central.

En 2008 se hizo cargo de la cocina del Arqua. Y en 2011 abrió en el auditorio de El Batel un espacio macrogastronómico de 1.200 metros cuadrados en el que triunfa con un exquisito restaurante al que llamó Eszencia, en honor a una variedad de uva blanca cultivada en Hungría y con la que se elabora el vino Tokay, el más caro del mundo. «Me fui de Cartagena con 18 años para aprender y pasé por cocinas de La Rioja, Extremadura, Denia, Madrid y Francia», cuenta. En esa época, trabajó en una docena de restaurantes que sumaban más de una decena de estrellas Michelin y Relais et Chäteau, con maestros consagrados de la alta cocina.

Ahora, el chef es él. Y se organiza para no perderse ni un partido del Cartagena. Cuando puede, también acompaña al equipo fuera de casa. ¿Cómo se gana el derbi? «Con intensidad, concentración, presión fuerte a la defensa del Murcia y mucho cuidado en las jugadas a balón parado. Tenemos jugadores de calidad, pero tienden a relajarse cuando van por delante en el marcador y eso nos está costando puntos», responde.

No le gusta que el derbi se haya enturbiado. «Se trasladan problemas personales al fútbol y el que más sale perjudicado es el Murcia. Me parece un error que sus aficionados no viajen para apoyar a su equipo. Si yo fuera el presidente del Murcia, haría todo lo posible porque vinieran al Cartagonova todos los murcianistas posibles. Yo creo que con esta decisión benefician al Cartagena», opina Martínez.

Un derbi en Cartagena huele a mar, a sepia pequeña, a atún rojo, a dentón, a calamar de potera, a lubina salvaje, a ventresca. Es lo que uno encuentra si busca a Martínez. «En Eszencia todo está enfocado al mar. Estamos en el Puerto a escasos metros del agua y toda nuestra cocina es de producto», explica el chef cartagenero, que se muere de ganas por vivir otra tarde como la de Alcoy. «Ahora veo un proyecto y hay una idea. Hay una marca y el Cartagena tiene futuro. Ascender es muy difícil y depende de mil cosas. Tenemos que mejorar, pero calidad hay en la plantilla para subir este año», dice.

Un menú para el derbi

¿Y qué hay del otro bando? Si hay un restaurante en Murcia que enarbola la bandera grana es Casa El Alias, en la carretera de El Palmar, la histórica salida hacia Cartagena cuando no existía la autopista. Paso inevitable de los murcianos que han ido hacia Cartagena a presenciar otros derbis, y de los cartageneros que llegaban a la capital. «Tenemos muchos amigos cartageneros y aquí han parado muchos aficionados del Cartagena que venían a La Condomina. Nosotros somos murcianistas por todos los lados, pero eso no quita para que respetemos a todos los amigos del Efesé», asegura Antonio Murcia, dueño de este enclave murcianista.

Fundado hace 79 años por Francisco, su padre,por su restaurante han pasado todos los presidentes del Real Murcia, desde Raúl Moro, que estuvo hace unos días, a Jesús Samper, Guillermo Martínez Abarca, Pardo Cano y Juan Garrido, del que Antonio, el Alias, se considera muy amigo. Y también muchos futbolistas: «Recuerdo que Roberto 'Macho' Figueroa vino aquí nada más llegar a Murcia y mi padre le prometió que cada vez que marcara un gol le invitaría a comer. Era habitual verlo los lunes por aquí. Le gustaba todo, pero sobre todo los montaditos de lomo», afirma Antonio. Hace unos días tuvo una visita inesperada: «Vino a comer Guina, como cuando era jugador. Vino a Murcia al entierro de Pelegrín. Sigue tomando ensalada y pescado para mantener el tipo», asegura este hostelero murcianista.

Su hijo Francisco ha heredado su pasión por el Murcia y desde hace cuatro años tiene una peña que el propio Antonio patrocina. «No me gusta que este derbi se haya calentado, a mí me gusta ir a los campos. Siempre he viajado mucho desde hace 50 años que empecé a ir a La Condomina. No me gustaría morirme sin ver al Murcia otra vez en Primera, donde se merece. Los murcianos tenemos que quitarnos de la cabeza esa mentalidad de apoyar al Madrid y al Barça y copiar para el Murcia modelos como el de ElPozo, un equipo con el que nos identificamos todos. Lo mejor es que ahora me siento en uno de los fondos y cada vez veo más gente joven y muchas chicas».

Se atreve con un menú para el derbi, tanto para los aficionados del Murcia que vayan a desplazarse a Cartagena como para sus amigos y aficionados del Efesé que quieran pasarse por El Alias: «Yo les pondría algo muy típico murciano para empezar como unos boquerones fritos con ajos tiernos. Después les serviría habas tiernas con bonito y atún de hijada, que sé que gusta mucho a los cartageneros. Proseguiría con un buen tomate de la huerta murciana, migas de pan y un plato típico de El Alias que se llama rediguelas de cordero y cabrito. Pata terminar, acabaría con un buen arroz con conejo y caracoles. Y en vez de un asiático, les serviría un café de olla con anís». Antonio está ilusionado : «Lo que vi el pasado domingo me gustó y creo que podemos meternos en el 'playoff'. Ganar en Cartagena es posible y sería muy importante para creer».