La Verdad

Un cura grana entre hinchas del Efesé

video

El padre Carpena, a la izquierda, junto a Luis y Nacho, dos de sus feligreses y amigos cartageneros. / Pablo Sánchez / AGM

  • El padre Carpena, socio del Murcia y párroco en Cartagena, oficia cada día rodeado de seguidores albinegros. El amor por unos colores diferentes no enfrenta al religioso y fieles como Nacho y Luis, que hablan del derbi del domingo en clave de amistad

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Antonio Carpena nació en Murcia en 1985 y desde bien joven le apasionó el mundo del fútbol. Empezó jugando a este deporte en los alevines y en los cadetes del Olimpic Club, y muy pronto se probó como árbitro. Pero enseguida descubrió su gran vocación: el sacerdocio, aunque en ningún momento de estas etapas dejó de sentir atracción por el Real Murcia, el equipo que acudía a ver con sus amigos cada quince días. Su penúltimo destino como párroco le llevó hasta Lorca, antes de que el 18 de septiembre de 2016 desembarcara en su nueva sede: la iglesia de la Inmaculada Concepción de Cartagena, un templo situado a escasos metros del estadio Cartagonova.

En este parroquia, situada en el barrio de La Concepción de la ciudad portuaria, el padre Carpena ha hecho buenas migas con sus feligreses. Sobre todo con dos, Nacho y Luis, dos cartageneros que además de abrazar la fe de Dios son incondicionales del Cartagena, el rival histórico en la Región del Real Murcia: «Enseguida me reconocieron porque salí en la campaña de abonos del Real Murcia y en su campaña de publicidad. He recibido muy buen trato de la gente, ha sido muy acogedora. Me siento muy querido. Muchos me gastan siempre la broma y me dicen que me haga del Efesé», asegura el religioso. La relación de amistad del padre Carpena con Nacho y Luis no se ha resquebrajado porque amen colores diferentes. Más bien, todo lo contrario.

En el partido de de la primera vuelta, y para demostrar que se puede vivir un derbi con pasión y al mismo tiempo de forma muy respetuosa, el padre Carpena invitó a sus amigos feligreses y al mismo tiempo cartageneristas a la tribuna preferente de la Nueva Condomina, entre los aficionados del equipo grana. El padre Carpena, si antes del domingo no hay ninguna contrariedad que lo impida, acudirá al derbi, y devolverá la visita a sus amigos y verá el choque entre albinegros y granas en la tribuna alta del Cartagonova.

Los tres amigos se atreven con una porra. Para el Padre Carpena, el resultado está claro: «Un 1-2», asegura. Eso sí, estaría dispuesto a perder el domingo en el Cartagonova «si luego subimos a Segunda; perder y solo clasificarnos para el 'playoff', no me vale. Incluso firmo que suban los dos equipos. Sería bonito volver a ver este derbi en Segunda», asegura. Nacho no cede tanto: «Vaticino un 3-1. El primer objetivo del Cartagena es ganar al Real Murcia, después ya veremos si subimos porque va a ser muy complicado. Yo no firmo que suban los dos equipos», asegura este empleado de refinería. Luis, que es estudiante, está más confiado aún: «Veo un 3-0 claro. El objetivo del Cartagena es subir. Yo no firmo nada porque pienso que el Murcia no se va a meter, seguro».

El padre Carpena tiene motivos para la esperanza: «Hace diez días, tras lo de San Fernando, era muy pesimista. Pero ahora creo que se han igualado las fuerzas, al Cartagena le está costando más, sufriendo hasta el último momento, aunque siempre tiene un punto de suerte. Desde que ha llegado Mir a los futbolistas se les ve mejor, ha mejorado la colocación de los jugadores». Sus dos amigos cartageneros no piensan lo mismo: «El Murcia no llega mejor que el Cartagena, aunque es verdad que va mejorando, pero en un derbi puede pasar cualquier cosa. El Cartagena llega bien y tiene el aliciente del liderato y juega en casa. El Murcia lo va a tener muy complicado», asegura Nacho. «Yo no creo que el Murcia llegue mejor. Sí que viene de ganar 2-0 en casa, pero una semana antes perdió contra un equipo que estaba muy mal. Va justo y no veo al Murcia temible, aunque puede pasar cualquier cosa. El Cartagena no está en el mejor momento de la temporada, pero juega en casa», dice Luis.

Famoso en Twitter

Un enfrentamiento entre el Murcia y el Cartagena, o viceversa, acarrea otras cargas, además de las futbolísticas. «Algo de sentimiento, además del deportivo, hay en este partido. Trasciende algo más en este partido que es político. Cartagena tiene una identidad y una historia propias, y debería tener un estatus superior al que tiene. Pero yo no voy a ir a pegar a nadie por esto, eso hay que reivindicarlo en otro sitio», afirma Luis, sin tapujos. Nacho cree que la afición del Murcia debería viajar al Cartagonova: «Siempre se mezcla la política con el fútbol. Me gustaría que estuviera la afición del Murcia. No es lógico que no venga, lee quitas al derbi parte de su gracia», asegura. Al padre Carpena le gustaría que esta crispación no se trasladara al fútbol, ni a los más pequeños: «El fútbol es fútbol. Estamos cansados de decirle al Barcelona que por qué mete la política en el fútbol. A nivel más pequeño, en nuestra Región, tenemos una ocasión estupenda de que los dos clubes demos una lección de sentimiento, de respeto, de inculcar valores. Hay muchos niños que se fijan en los padres. Es clave la honestidad y el juego limpio».

Los tres quieren dar un mensaje de tranquilidad: «No hay que enfrentarse y hay que ser amigos, a pesar de que se enfrenten el Murcia y el Cartagena. Mira Pepe Mel, que se casó con una hija del presidente del Sevilla», dice el padre Carpena. Sus amigos cartageneros le tienen mucha estima y saben diferenciar el fútbol del día a día: «No saca su murcianismo en los sermones, ni lleva la bufanda del Murcia en la iglesia. Eso sí, las sillas de los salones parroquiales son rojas (bromean)». Luis confiesa que está muy a gusto con el cura de su parroquia, a pesar de que sea murcianista: «A mí me cae muy bien. En Twitter es famoso y está acostumbrado a que lo paren por la calle. Tengo otros amigos que son socios del UCAM y de ElPozo. Y estudié en Murcia. No tengo nada contra ninguno de ellos». El padre Carpena quiere lanzar un mensaje final: «Yo no tengo ningún problema. Yo he venido a Cartagena a servir a la gente, a echarles una mano, a llevarles a Dios. Tengo mis gustos deportivos y respeto que otros tengan los suyos», asegura.

El padre Carpena es, desde el pasado domingo, el capellán oficial del Real Murcia. De hecho, Moro le regaló una camiseta con su nombre y recibió las llaves de la capilla que el club grana tiene en su estadio.