La Verdad

El Murcia Féminas acusa el mal ambiente

Alicia Burillo, Juanmi Navarro y Álex Viña, con las jugadoras del Murcia Féminas, a principios de temporada.
Alicia Burillo, Juanmi Navarro y Álex Viña, con las jugadoras del Murcia Féminas, a principios de temporada. / LV
  • Perdió ayer en Paterna el liderato de la Segunda del fútbol femenino y el cuerpo técnico dimitido insiste en que dejó el club «por las promesas incumplidas»

Las cosas se le complican al Murcia Féminas, equipo murciano de la Segunda División (grupo 7), deportiva y socialmente. Primero porque en el partido jugado ayer por la mañana en Paterna, ante el Valencia B, su gran rival del grupo, cayó derrotado por 3-0 y perdió el liderato y la ventaja de dos puntos que llevaba sobre su rival. La derrota está enmarcada en la crisis abierta por el despido del entrenador del equipo y su cuerpo técnico y el enfrentamiento con el presidente, Francisco Cerón.

Dicho cuerpo técnico del Murcia Féminas, integrado por el entrenador Juan Miguel Navarro Ortega, la preparadora física Alicia Burillo y el entrenador de porteros Álex Viña Martino, no acepta las explicaciones dadas por el presidente de la entidad en el sentido de que fueron destituidos: «Nos fuimos nosotros cansados de las promesas incumplidas y de no haber visto casi ni un euro de los que nos había prometido reiteradamente. En mi caso, solo he cobrado un mes y en el caso de los demás, nada de nada», dice Juanmi Navarro, quien enseña a quien quiera verlos los contratos de Alicia Burillo y el suyo propio en el que, debidamente firmados por Francisco Cerón como representante del Real Murcia Féminas, se estipula que el entrenador cobrará 650 euros mensuales por desarrollar su labor y la preparadora física 250, cantidades que no solo no han sido abonadas, sino que en el caso del entrenador y del preparador de porteros fueron pagadas a través de sendos pagarés, que no fueron abonados en su día por falta de fondos. Pagaré que también se le dio a Álex Viña, también sin abonar, como prueba de que no ha visto ni un euro de lo que le habían prometido.

«Mi intención es que quede bien claro», explica Juanmi, «que a nosotros no nos han echado sino que hemos dimitido nosotros ante las reiteradas promesas incumplidas de pagarnos por parte del presidente y la imposibilidad de cobrar los pagarés, sin fondos, que nos dio».

Juanmi, Alicia y Álex no quieren ir más lejos «porque no queremos perjudicar al equipo ni que se resienta de todo lo que está pasando. Pero sí queremos que quede bien claro que hemos dimitido ante los reiterados impagos y las muchas promesas incumplidas por parte del presidente», dicen.

Sin embargo la primera consecuencia de esta crisis ya se ha hecho notar. Fue ayer mismo. El Murcia Féminas perdió por 3-0 en Paterna ante el Valencia B, resultado que le ha costado el liderato y la ventaja de dos puntos que llevaba precisamente sobre el Valencia B.