La Verdad

El Jumilla espera a que el mercado invernal madure para reforzar la parte de arriba

  • Las necesidades son un delantero y un centrocampista mixto, que sea capaz de defender y de aportar en ataque

A pesar de la gran primera vuelta del Jumilla, no va a tener fácil reforzarse en el mercado invernal. Para empezar, el técnico Pichi Lucas no quiere alterar el equilibrio de un vestuario que es una piña, dado que para que el equipo vinícola incorpore a un jugador sénior tendría que dar la baja a uno de los 16 con los que cuenta. A pesar de algunos ofrecimientos de jugadores con caché en la categoría, Lucas prefiere meditar cualquier incorporación.

El Jumilla hizo una apuesta clara para conseguir la cesión de Isi Ros, en edad sub 23, pero Pedro Reverte, director deportivo del UCAM, prefirió que jugara en el Cartagena, aunque en el cuadro blanquinegro la competencia será muy feroz. Pallarés, al que también tanteó, se marcha a la Ponferradina, mientras que César Remón, al que también sondeó a través de un jugador de la primera plantilla, se está planteando abandonar el fútbol español y probar en el extranjero.

De la Cuesta, en la agenda

Las necesidades del Jumilla son un delantero y un centrocampista mixto, que sea capaz de defender y de aportar en ataque. En el caso del atacante, la necesidad salta a la vista ya que Titi, su gran referencia arriba, no estará mañana ante el Sanluqueño y su falta se hará notar. Conforme avance el mercado, el equipo que preside Rubén Iglesias también se podría plantear fichar un portero, siempre que aparezca uno que mejore a los dos que integran la plantilla. El que está en la agenda es Rubén de la Cuesta, centrocampista que estuvo en el Jumilla la pasada campaña y que se marchó al Potosí, de Bolivia.