La Verdad

Fútbol | Segunda B

En el Jumilla ya no saltan chispas

La plantilla del Jumilla, en una sesión de entrenamiento en el Municipal de La Hoya.
La plantilla del Jumilla, en una sesión de entrenamiento en el Municipal de La Hoya. / Siete Días
  • La plantilla cobra al día desde que se fue Capuani y llegó el chino Li Xiang; también tendrá primas semanales si llega al 'playoff'

  • Jorge Perona, que sigue en activo, hizo en verano de director deportivo y ya nadie impone el once al entrenador que se sienta en el banquillo

El nuevo Jumilla no se parece en nada al del año pasado. Ya no es un volcán en erupción, no hay follones por cualquier cosa. Ahora se ha convertido en uno de los equipos revelación tras las tres primeras jornadas. De hecho, el próximo rival del Real Murcia (domingo, 18.30 horas) solo está detrás de los granas en la clasificación por un gol. Actualmente, el cuadro vinícola es un remanso de paz, un club modesto pero equilibrado. Ha olvidado las turbulencias que vivió la pasada campaña, propiciadas por los continuos cambios de propietarios y entrenadores, que se intensificaron con la llegada a mitad de temporada de Nobile Capuani y un grupo de jugadores italianos que tenían que jugar sí o sí, situación que propició una auténtica guerra civil dentro del club y que puso patas arriba el vestuario. Pese a todo, el Jumilla siguió en pie y se salvó del descenso a Tercera en el tramo final del campeonato, coincidiendo con la llegada del abogado Francisco Serrano y la marcha del grupo italiano.

El madrileño, a su vez, fue el que propició el desembarco del empresario e inversor chino Li Xiang, que figura actualmente como vicepresidente del club, y de un grupo de trabajo liderado por Rubén Iglesias, que se ha convertido en cabeza visible de la entidad. Entre todos ellos han dado estabilidad al Jumilla, sobre todo porque se han hecho cargo, para empezar, de los 200.000 euros que quedaron pendientes de pagar del pasado ejercicio y están cumpliendo religiosamente con las nóminas. La semana pasada, la plantilla y el cuerpo técnico cobraron el mes de agosto, entre el 30 y el 31 del propio mes, algo que no era habitual la pasada temporada. La intención final de Iglesias y del propio Xiang, que han elaborado un presupuesto cercano a los 400.000 euros para este año, es, además de hacer del Jumilla un club potente, exportar en un futuro el vino de Jumilla, algo que el Ayuntamiento de la localidad ve con buenos ojos.

Un trotamundos

El vestuario, actualmente, está formado por un grupo de jugadores altamente comprometidos, dirigidos por un Pichi Lucas que ha encontrado en el Jumilla una nueva oportunidad de ganar protagonismo en los banquillos de Segunda B. El técnico leonés pasó por equipos importantes de esta categoría como el Compostela, la Ponferradina, el Cartagena y el Oviedo, aunque llevaba sin entrenar desde que en 2013 dejó de dirigir al Celta B.

Además, en el vestuario del Municipal de La Hoya Lucas ha encontrado un socio perfecto en la figura de Jorge Perona, un jugador valenciano, pero afincado en Murcia desde hace años, que ha pasado por equipos como el Lorca, el Sangonera y el Cartagena, entre otros.

Perona, que se encargó de sostener al vestuario el año pasado, se ha encargado este verano de visualizar el mercado y de hacer gran parte de las labores de director deportivo, en total sintonía con el propio Lucas.

En el Jumilla va todo viento en popa, de momento, ya que, a pesar de la derrota inicial ante el Sanluqueño en tierras gaditanas, el equipo del Altiplano ganó los dos siguientes partidos, ante el Extremadura y el Villanovense, ambos sin encajar un gol. Se ha encaramado a la sexta plaza de la clasificación, justo por detrás de su rival del domingo, circunstancia que beneficia a los propios jugadores, tanto en lo deportivo como en lo económico. Pactaron un sistema de primas con el club por el que cada jornada que pasaran por encima del décimo puesto cobrarían un incentivo económico, dinero que seguirá engordando cada semana que ocupen puesto de 'playoff'. Además de por la rivalidad, tumbar al Real Murcia y acercarse a los puestos de promoción es un premio para los 26 integrantes de la primera plantilla del nuevo Jumilla.

Temas