La Verdad

Lampard , el último amor que mata y no duele a todos

Lampard se abraza con Drogba al término del encuentro que le enfrentó al Chelsea
Lampard se abraza con Drogba al término del encuentro que le enfrentó al Chelsea / Afp
  • «Lampard decidió irse y venir al Manchester City, competir contra el Chelsea. Por tanto las historias de amor han finalizado», le recriminó Mourinho tras el partido

  • La afición del Chelsea estuvo alabando al centrocampista antes de que entrara y ninguneando al Chelsea, guardó silencio cuando marcó y le aplaudió al final del encuentro

Frank Lampard , uno de los mejores jugadores en la historia de la Premier League, centraba todas las miradas en el duelo entre Manchester City y Chelsea, que podía dejar la competición muy cuesta abajo para los londinenses. Por primera vez en este siglo, el internacional inglés no iba a lucir la camiseta 'blue' con el '8' a la espalda en un duelo entre ambos equipos. Lampard dejó el Chelsea el pasado mes de junio, tras no recibir una oferta de renovación por parte del club, y decidió fichar por el New York City de la Major League Soccer norteamericana, donde será compañero de David Villa, pero al ser el club de los mismos mandatarios que el Manchester City fue cedido a los 'citizens' para que se mantuviese en plena forma antes de que empiece la campaña en la MLS.

Antes del encuentro dominical, los aficionados que se personaron en el Ethiad Stadium estuvieron más pendientes de ver en los bares cercanos el fracaso de su vecino y eterno rival, el Manchester United, que de molestar a aquellos que llegaron desde Londres evocando la figura de Lampard . Aunque en España las cosas hubiesen sido distintas, en el City of Manchester eran los seguidores del Chelsea los que coreaban el nombre del que fue su capitán, explicando que sus números no eran dignos de estar en club como el del vigente campeón. 'Frankie Lampard is over than you', cantaban mientras calentaban los futbolistas. Lo recordaron durante del partido y cuando apareció en el campo, después de que se hubiesen vuelto locos con el 0-1 de Schürrle, se escuchó el habitual "SuperFrankie Lampard '. El cántico con el que le animaban tras cada uno de esos 211 tantos que hizo con el Chelsea. Apareció en el campo, cuando su equipo estaba con 10 hombres tras la expulsión de Pablo Zabaleta, para cumplir con la llamada "ley del ex", que consiste en marcarle al último equipo que has defendido.

En el caso de Lampard , que antes del Chelsea estuvo seis campañas en el West Ham al que llegó cuando su padre y su tío Harry Redknapp estaban en el club, fue más que eso. En el primer balón que le llegó, remató llegando desde atrás para estrenarse como goleador luciendo la camiseta del Manchester City. «Es una situación difícil. No hubiera sido profesional si no hacía mi trabajo, pero me siento raro por eso. No esperaba entrar y marcar, pero ha servido para puntuar. Obviamente estoy contento por conseguir el empate", declaró. Sobre el césped apenas cambió el gesto, no mostró ninguna alegría por un gol que suponía un récord personal, ya que con él superó a Andy Cole como el futbolista que ha marcado más goles a equipos diferentes de la categoría: 39 clubes de la Premier han sufrido su acierto. Seguro que en junio nunca pensó que podría conseguir ese récord, porque no contaba con jugar y marcar. Después, rozó el 2-1 pero le faltó algo de acierto. Al terminar el encuentro, todo el estadio (por encima del cual sobrevoló un avión con una pancarta contra el United) le aplaudía. La afición local, normal, y sobre todo la visitante. «Fue muy emotivo que canten mi nombre. No me esperaba despedirme de la afición del Chelsea de esta manera. Cuando desperté no sabía lo que quería, así que estoy contento de que se haya dado así. Supongo que es un término medio», sentenció.

Cruce de reproches

José Mourinho estaba serio tras el partido, trató de evitar el tema de la salida de Lampard pero no lo consiguió del todo ya que en varias de sus respuestas se notaba que le disgustaba todo lo sucedido. Su primera reacción, ante la cámara de Sky Sports le delató. «Es un jugador del Manchester City, no creo en esas historias de pasión, de corazón, en esas historias de drama. Soy pragmático en el fútbol. El decidió venir al Manchester City, competir contra el Chelsea por tanto las historias de amor han finalizado. Ha hecho su trabajo como profesional que es. Para mí no es un drama que marcase Lampard », dijo con gesto serio. Después del gol, el amor que tenían los aficionados del Chelsea poco se parecía a la cara del entrenador. "Esto es Inglaterra y esto es el Chelsea. La gente de este club no va a olvidar lo que hace la gente por ellos. Así me pasó a mí cuando volví con el Inter, lo que sucederá con otros. Esta es la cultura y la belleza del Chelsea», explicó restando importancia a lo sucedido. De hecho, cuando se le pidió opinión en rueda de prensa, se negó en rotundo a seguir hablando del futbolista que defendió 13 años la camiseta del Chelsea. «No hablo de jugadores de otros equipos, que hable míster Pellegrino (sic) de él», zanjó tras el bombardeo de preguntas sobre la salida de la leyenda blue. El chileno aceptó el reto del portugués: «El Chelsea no quería a Frank Lampard , o en caso contrario estaría jugando para ellos».

Pareció por las declaraciones que Mourinho estaba arrepentido de haber dicho cuando dejó Stamford Bridge que el jugador podría ser su sucesor en el banquillo en un futuro. «El Chelsea propuso a Lampard que regresara cuando quisiera para hacer lo que deseara. Creo que eso no se cuestiona. Pensamos que jugaría en Nueva York pero ha acabado en el Manchester City. Fue una opción que se le presentó y tiene derecho a aprovecharla. Su lugar en la historia del Chelsea no se discute. Creo que volverá un día. Si él quiere ser entrenador, puede ser perfectamente mi sucesor", había dicho cuando el mediapunta anunció que se iba a la liga norteamericana. En el Ethiad se pudieron ver muchas camisetas del Chelsea con el '8' eterno de Lampard . Incluso muchas nuevas de estas campañas, pese a que en mayo ya se sabía que no jugaría.