La Verdad

Elián, héroe del ascenso, regresa al Plásticos Romero

Hicham, en un encuentro con el filial del Almería.
Hicham, en un encuentro con el filial del Almería. / IDEAL
  • Llega del Elche, donde ha marcado 11 goles en la primera vuelta, y ocupará la ficha que ha dejado libre Cristian Rubio

Elián Oliva López (Pedriñanes, Era Alta, Murcia, 1990) regresa al Plásticos Romero Cartagena. El pívot murciano, que la temporada pasada fue el héroe del ascenso al anotar un total de 20 goles en Segunda División, ha forzado su salida del Elche, club que lo fichó en verano ofreciéndole un contrato más alto que el que le puso encima de la mesa para renovar el Plásticos Romero. En Elche, de nuevo en Segunda, Elián ha marcado 11 goles en la primera vuelta. Pero no estaba cómodo y, de hecho, en el encuentro del pasado fin de semana ante el filial del Barça, saldado con derrota ilicitana por 1-6, se quedó fuera de la convocatoria.

Su objetivo era irse cuanto antes del Elche y volver a Cartagena, el sitio donde más feliz ha sido jugando al fútbol sala. La afición del Central lo adora y nadie olvida los cuatro goles que hizo contra el Melilla en el partido del ascenso o los tres tantos, uno de ellos sobre la bocina, que hizo en la trascendental y épica victoria ante el Betis.

En el club cartagenero estaban al tanto de la incómoda situación que atravesaba Elián en el Elche y ya hace un par de semanas se intentó su fichaje. El club ilicitano, en el que curiosamente ha recalado Cristian Rubio nada más salir del Plásticos Romero, en un principio se opuso a la salida de Elián. «Elche nos dice que es imposible que salga ahora y lo acatamos», declaró la semana pasada a este periódico el gerente del Plásticos Romero, Roberto Sánchez. Sin embargo, jugador y club han seguido insistiendo y Elián será presentado esta mañana como nuevo jugador del Plásticos Romero.

De esta forma, Elián se reencuentra con Juan Carlos Guillamón, su entrenador desde que tenía 8 años. «Quise retirarme en el verano de 2015. Estaba cansado de las lesiones y de sufrir con las rodillas. Al final, seguí jugando al fútbol sala por Guillamón y Roberto, por su insistencia. El ascenso fue la recompensa a tanto esfuerzo», contó Elián a 'La Verdad'.