La Verdad

Saura quiere regatear a Rivillos.
Saura quiere regatear a Rivillos. / A. Gil / AGM

Guillamón: «El reto es competir así ante todos los rivales»

  • El técnico del cuadro cartagenero aplaude la actuación de su equipo y el luso Ricardinho dice que es «una maravilla» jugar en 'La Bombonera'

El Pabellón Central rozó el lleno, con unos 2.200 espectadores en una jornada que era de pago para los abonados. Y la gente, pese a la derrota del equipo local, se fue a casa bastante satisfecha. Le pasó lo mismo al entrenador del Plásticos Romero Cartagena, Juan Carlos Guillamón. «El equipo ha competido y no hemos sumado porque el rival era Inter Movistar. Ante otro rival, lo hubiéramos hecho. Yo felicito a los chavales porque hemos merecido marcar en el primer tiempo y perfectamente al descanso nos pudimos ir con un 1-1 o un 2-2. Teníamos a Jesús Izquierdo y Josema con fiebre y en el descanso los dos han vomitado. Jesús apenas ha jugado en el segundo tiempo. Y además teníamos la baja de Juanpi. Pese a todo, en el primer tiempo hemos estado a un gran nivel. Luego hemos bajado y esos dos goles tempraneros nos han matado y nos han hecho ir a remolque durante todo el segundo tiempo», resumió el técnico del cuadro cartagenero.

Sacó una lectura positiva de cara al duelo de este martes ante el Santiago Futsal, conjunto que solo tiene tres puntos más que el cartagenero. «Nos vamos a Galicia con buenas sensasiones. Tenemos que jugar siempre así y es lo que intento inculcar a mis jugadores. Contra todos los rivales hay que mostrar esta intensidad. Ese es nuestro reto. Estamos dando la cara ante los mejores equipos de la Liga y yo les pido que mostremos esta actitud contra todos. Hoy [por ayer] nos ha faltado finalizar las jugadas. Y un poco de suerte tras el 0-2. Yo creo que si metemos el 1-2 pronto, la cosa habría sido diferente, porque el pabellón se hubiera vuelto loco y ellos habrían sentido la presión», añadió Guillamón.

En cualquier caso, confesó que enfrentarse al campeón de Liga y Copa es motivo de satisfacción en un club que ha tenido que reinventarse en los últimos años. «Hace tres años veíamos todo esto muy lejos. Esto es un regalo. Recibir a Inter y a Barça aquí, estar en Primera y ver a Ricardinho en Cartagena es un lujo. Y estoy contento porque además hemos competido bien. Tanto a Ricardinho como a Rivillos les ha costado mucho entrar en el partido y hacernos daño en el uno contra. Y eso ha sido por el buen trabajo que hemos hecho», recordó el preparador murciano.

Precisamente Ricardinho, elegido mejor jugador del mundo en los dos últimos años, fue el gran protagonista de la tarde en el Central. No fue el mejor en la cancha y solo dejó pequellas muestras de la calidad que atesora en algunos detalles puntuales. Pero sí fue el más buscado por niños (y no tan niños) antes y después del partido. El luso se portó de maravilla y estuvo casi media hora en la cancha, una vez terminado el encuentro, firmando autógrafos y haciéndose fotos con los seguidores locales.

Ricardinho confesó que tenía «muchas ganas de jugar en esta pista, ya que me habían hablado maravillas de 'La Bombonera' y yo la recordaba de verla llena por televisión en los años de Polaris, cuando yo estaba en el Benfica. Esta es una afición fantástica, que siempre anima a su equipo. Y me voy muy feliz por el cariño recibido», dijo.