La Verdad

El Plásticos por fin despega

Raúl, Adeirton, Juanpi y Asensio celebran uno de los goles, anoche en el Central.
Raúl, Adeirton, Juanpi y Asensio celebran uno de los goles, anoche en el Central. / Antonio Gil / AGM
  • Golea al Levante, gusta a su público y confirma su tendencia al alza del último mes

El Plásticos Romero Cartagena ha despegado definitivamente. Le ha costado lo suyo. Una larga pretemporada, diez partidos de Liga y más de dos meses de competición oficial. Pero lo que ya se intuyó en el último partido en casa ante el Zaragoza, pese a la derrota, y en el derbi del pasado domingo en Murcia, con empate ante ElPozo, quedó absolutamente confirmado anoche en el encuentro ante el Levante, rival directo en la lucha por la permanencia. Era una final a escasos días de Navidad. Y la moneda salió cara. Y fue así porque en el primer tiempo los cartageneros firmaron una actuación fantástica, la mejor en lo que llevamos de curso.

Los pupilos de Juan Carlos Guillamón entraron muy metidos en el partido. Y como consecuencia de ello llegó el 1-0, anotado por Rahali, después de una pared de manual con Asensio. El equipo local volaba, con rotaciones constantes, presión alta, robo en campo contrario, asociaciones varias y finalización de las jugadas. Mientras tanto, el Levante, como le sucedió a ElPozo el domingo, entraba muy tarde en el partido. Cuando quiso despertar, ya le habían hecho cuatro tantos y los tres puntos estaban perdidos.

Porque el segundo no tardó en llegar. Fue en un zapatazo de Juanpi que entró por toda la escuadra. La jugada, un saque de falta junto a la banda visto mil veces en mil partidos de fútbol sala, fue tan sencilla como eficaz. Y sorprendió a los valencianos. Amagó y tocó en corto Javi Matía y sacó el fusil un Juanpi que está empezando a ser el jugador decisivo que debe ser en este equipo.

Con los locales bordando el fútbol sala, una genial maniobra del brasileño Adeirton cerca de la esquina acabó con un pase al borde del área que cazó el jovencísimo Cristian Rubio, aún fuera de la dinámica del grupo y con unos problemas para adaptarse que nadie esperaba cuando vino cedido del Movistar Inter. El gaditano marcó a puerta vacía mientras el meta Yeray se preguntaba qué había hecho Adeirton con la bola. La enseñó a defensa y portero, pero en un momento dado todos la perdieron de vista.

El cuarto, y a defender

Los minutos de furia de los locales fueron redondeados por el 'Eterno Capitán' Javi Matía. No podía ser otro. A sus 43 años recién cumplidos, se sacó de la chistera un derechazo imparable desde 12 metros que entró como un cohete por la escuadra de la portería valenciana. Definitivamente, Yeray descubría que no iba a ser una noche feliz para él.

Tras el 4-0 bajó un poco el ritmo del partido, aunque Juanpi, Jesús Izquierdo, Josema y Rahali desperdiciaron ocasiones clamorosas para que la goleada al descanso hubiera sido histórica. Todo cambió en el segundo periodo, ya que los visitantes salieron a tope y los cartageneros se limitaron a defender. Lo hicieron muy metidos atrás y, en ocasiones, muy mal. Por eso hizo Márquez el 4-1. Y Raúl sacó varias manos prodigiosas para evitar males mayores. El quinto, obra de Josema en una contra, tranquilizó a los de casa e hizo que los visitantes se rindieran. El gol de Pizarro fue una anécdota.