La Verdad

Vuelve el lujo a la vieja 'Bombonera'

Juan Carlos Guillamón, sonriente junto a Josema, en el entrenamiento del lunes.
Juan Carlos Guillamón, sonriente junto a Josema, en el entrenamiento del lunes. / Pablo Sánchez / AGM
  • Cartagena FS regresa a Primera con el reto de superar al difícil Magna Navarra

El Cartagena Fútbol Sala regresa esta noche a su sitio. 'La Bombonera', historia viva de este deporte a nivel nacional, vuelve a acoger un partido de la máxima categoría. Y la afición local, que ha sufrido lo indecible durante los últimos cuatro años en las catacumbas de la Segunda División, vivirá una auténtica fiesta en un partido que será televisado en directo a través de Teledeporte y que podrá verse en todo el mundo. El objetivo de los cartageneros es que la fiesta sea redonda y que los tres primeros puntos de queden en casa. El rival es de los más duros de toda la competición, el histórico Xota Navarra, ahora rebautizado como Magna Gurpea. Pero con lo que asoma después, visita pasado mañana al Palau Blaugrana para enfrentarse al Barça, lo ideal es ganar esta noche y no arrancar la Liga con urgencias.

«Vamos a jugar dos partidos en 48 horas y nosotros no estamos acostumbrados a eso. Terminamos contra Navarra, nos acostamos y a la mañana siguiente cogemos el autocar para viajar a Barcelona. Pero esto es igual para todos, tenemos una plantilla amplia, con 14 jugadores, y estamos obligados a dar lo mejor de nosotros mismos ante dos rivales que tienen un nivel espectacular. Para mí, el Navarra es junto al Palma el mejor de la otra Liga, es decir quitando a Barça, Inter y ElPozo. Pero no es malo que nos llegue un rival así el día del debut. Esto hace que la motivación de mis jugadores vaya a ser máxima y que a ilusión no pueda ganarnos nuestro rival», cuenta Juan Carlos Guillamón, entrenador del Plásticos Romero Cartagena, quien ayer viajó a Madrid para recibir el premio Ramón Cobo de la temporada 2015-2016. He sido elegido mejor entrenador de Segunda del último ejercicio liguero.

El preparador murciano dice que «ningún equipo llega al 100% a esta primera jornada, ni ellos ni nosotros ni ninguno. La diferencia es que ellos están consolidados en Primera, mantienen la base del año pasado y solo han hecho dos fichajes. Nosotros hemos incorporado a ocho jugadores nuevos y estamos aún en fase acoplamiento. Contra el Elche ya defendimos muy bien y ahora falta que algunos jugadores exploten en ataque. Yo estoy convencido de que con el paso de las jornadas el equipo va a ir a más y que estamos capacitados para conseguir nuestro objetivo de mantener la categoría. Sería muy importante, para la moral, la confianza y la tranquilidad de todos los jugadores, que ganáramos el primer partido ante Navarra».

A nivel personal, el de esta noche supone el primer partido de Guillamón en la élite de un deporte en el que ha entrenado en todas sus categorías, desde alevines hasta Segunda. «Estoy muy feliz de haber llegado hasta aquí y tengo muchas ganas de disfrutar de esta temporada, con los mejores entrenadores y los mejores jugadores. Es un reto importante para todos. Ha sido difícil salir de Segunda, pero por fin lo hemos conseguido. Ahora es el momento de consolidarnos en Primera», sostiene el entrenador del conjunto cartagenero.

Hay que recordar que el Futsal Cartagena ascendió en 1998 y estuvo 14 temporadas seguidas en Primera, hasta que descendió en 2012. En aquellos años hubo de todo, temporadas en las que se sufrió muchísimo para mantener la categoría (Mínguez Sáez, Virgen de la Caridad, Muebles Tuco y Reale) y otras en las que se llegó a semifinales o incluso a la final de la Liga (Polaris World). Al desembarcar en el verano de 2013 Plásticos Romero, hubo una catarsis absoluta en el fútbol sala local, desapareciendo incluso el anterior club (Futsal Cartagena) por la deuda histórica que se arrastraba desde el fallido patrocinio de Peinsa, en 2008. En los últimos cursos, bajo la denominación de Plásticos Romero Cartagena Fútbol Sala, el club ha sido un ejemplo de humildad deportiva y seriedad económica. Se paga poco, pero al día. «Siempre digo que si tienes cinco, debes gastar cuatro y medio», comentaba esta semana su capitán, Javi Matía, a modo de síntesis.

Dos descartes

En lo deportivo, Guillamón cuenta con sus 14 jugadores para esta noche, por lo que tras el entrenamiento de esta mañana tendrá que descartar a dos hombres. «Aún no lo tengo claro. Todos están disponibles, incluyendo a Juanpi, Enrique y Raúl, quienes tenían algunas molestias. Semana a semana iré decidiendo los dos jugadores que se quedan en la grada. Algunas veces seré injusto, pero a la larga esa competitividad será buena para que el equipo tenga más nivel y los entrenamientos sean más intensos», confiesa Guillamón.

Por su parte, en el Navarra es baja Eric Martel, su único fichaje de este verano, ya que la otra incorporación es Alvarito, un chico que sube del filial y que el año pasado tuvo minutos en algunos partidos del primer equipo. Su referente es el capitán Javi Eseverri, quien a sus 39 años hoy inicia su 22ª temporada en la élite, curiosamente las mismas que lleva Javi Matía, su homónimo en las filas cartageneras. Y en el banquillo sigue estando Imanol Arregui, quien afronta su 16ª campaña consecutiva como entrenador del conjunto de Pamplona. El año pasado, el Navarra eliminó a ElPozo Murcia contra todo pronóstico en los cuartos de final de las eliminatorias por el título y su aventura acabó en semifinales, por culpa del Barça. Araça, Rafa Usín, Víctor, Roberto Martil y Dani Saldise, elegido jugador revelación de la Liga la pasada campaña, forman la base del equipo de Arregui.