La Verdad

Ciclismo

Próximo triunfo... La Decana

Valverde llega a meta como vencedor de la Flecha Valona.
Valverde llega a meta como vencedor de la Flecha Valona. / EFE
  • Alejandro Valverde llega como favorito este domingo a la 103 edición de la Lieja-Bastoña-Lieja tras ganar su quinta Flecha Valona y las vueltas a Murcia, Andalucía, Cataluña y País Vasco

Después de lucirse con su quinta victoria en la Flecha Valona, el español Alejandro Valverde se presenta como indiscutible favorito para apuntarse la 103 edición de la Lieja-Bastoña-Lieja, que sería la cuarta para el murciano, imparable en 2017, con 10 victorias en su haber que intimidan a los rivales que aspiran a la clásica "Decana" del ciclismo mundial.

La tercera y última prueba de las Ardenas, creada en 1892, enfoca a Valverde. Sus victorias en Murcia, Andalucía, Cataluña y País Vasco, y su reciente exhibición en Huy, infunden respeto. A sus 37 años se ha convertido a estas alturas de la temporada en una obsesión para algunos de sus rivales.

"Solo me falta esperar a que se retire Valverde", dijo el irlandés Daniel Martin el pasado miércoles en el Muro de Huy, tras subir al podio como segundo clasificado. No obstante, el ciclista del Quick Step, ganador en 2013, será un rival directo del español, que no el único, pues la nómina de aspirantes es amplia.

El recorrido de 258 entre Lieja y Ans incluye 10 cotas, terreno de emboscadas, para corredores valientes que ataquen de lejos. Será una de las bazas para batir al "Bala", ya que el español en su estado de forma actual puede ser de nuevo letal en una resolución al esprint.

Ante la ausencia del belga Philippe Gilbert, el nombre propio que salta es el de su compatriota Greg Van Avermaet, tan intratable como Valverde esta temporada, ganador de la Omloop Het Nieuwsblad, E3 Harelbeke, Gante-Wevelgem y París-Roubaix. El campeón olímpico, escoltado en el BMC por Dylan Teuns, tercero en la Flecha, pretende un cierre de oro en la temporada de clásicas.

Atención merece el Sky, sin el defensor del título, el belga Wout Poels, pero con Sergio Henao y Michal Kwiatkowski, ganador de la San Remo y Strade Bianche; el Orica con Simon Gerrans, ganador de la Decana en 2014 y los hermanos Simon y Adam Yates; el Sunweb con Tom Dumoulin e incluso el Ag2r con Romain Bardet.

Se anuncia dura batalla en un recorrido renovado que guarda su mayor dureza para el final. La acumulación de kilómetros y las cotas de La Redoute, La Roche-aux-Faucons, con porcentajes del 11 por ciento y Saint-Nicolas, podrían ser los escenarios de emboscadas decisivas.

Valverde tratará de respirar con opciones en el tramo final, aspecto que dependerá de un equipo que esta ocasión completan Carlos Betancur, Imanol Erviti, Jesús Herrada, Dani Moreno, José Joaquín Rojas, Marc Soler y Rory Sutherland.

La organización de la carrera probará varios ajustes en el recorrido para propiciar una prueba más atacante. La Rue Naniot, decisiva en 2016 cerca de meta, desaparece este año, y tampoco se incluyen dos subidas clásicas como Wanne y Haute-Levée. En su lugar, ascensiones aún más bruscas para desgajar el pelotón antes de una sucesión final conocida por todos los corredores.

Quedarán lejos de meta las cotas de Roche-en-Andenne (km 70) y Saint-Roch (km 116), por lo que la carrera se empezará a romper en Pont (km 168, con 1000 metros al 10,5%), Bellevaux (km 172, 1.100 mts al 6,8%) y Ferme Libert (km 180, 1.200 mts al 12,1%).

Desde ese punto se retoma el circuito tradicional, por Rosier (km 198; 4,4 kms al 5,9%) y Maquisard (km 211, 2,5 kms al 5%), que anticiparán el triplete que ha marcado las últimas ediciones.

La Redoute (km 222,5; 2000. mts al 8,9%) desgastará las piernas aún más, la Roche-aux-Faucons (km 239; 1.300 mts al 11%) provocará ataques y Saint-Nicolas (km 252; 1.200 mts al 8,6%) será la última opción para evitar el esprint, hacia la meta, previa subida, en Ans.