La Verdad

Jared Grady, en el partido ante el Sagunto.
Jared Grady, en el partido ante el Sagunto. / Pablo Sánchez / AGM

Guillem se queda sin americanos

  • Los estadounidenses Fiske, Wimbish y Grady no pueden regresar de su país por problemas con el visado y la plantilla del Basket Cartagena se queda muy mermada

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Problemas graves para el UPCT Basket Cartagena, de Liga EBA. En plena remontada y con el equipo metido en puestos de liga de ascenso a LEB Plata tras encadenar una estupenda racha de resultados (6 victorias en las 7 últimas jornadas), la plantilla cartagenera se ha visto muy mermada de una manera inesperada. Sus tres jugadores estadounidenses, Jared Grady, Tylor Wimbish y Merkury Fiske, no han podido regresar de su país tras pasar allí las vacaciones de Navidad, debido a complicaciones con sus respectivos visados.

Ocurre que los tres jugadores, los mejores del equipo y absolutamente determinantes en la mejoría del equipo en noviembre y diciembre, estaban en Cartagena con un visado de turista. Ese documento les daba permiso para estar en España durante 90 días. Por tanto, estaban obligados a regresar a Estados Unidos y volver a tramitar papeles que le sirvieran para volver a Cartagena. Pero para que Extranjería dé el visto bueno deben tener un contrato de trabajo. Y tras obtenerlo, a los tres se les podría conceder un permiso de residencia temporal en España.

Ninguno tiene contrato profesional, ya que la Liga EBA, la cuarta categoría del baloncesto español, es amateur. Los jugadores tienen un seguro médico ligado a su ficha federativa y están cubiertos ante cualquier lesión. Pero es impensable poder contratarlos. De hecho, Grady, Wimbish y Fiske cobran una pequeña cantidad mensual a modo de gratificación, comen cada día en un restaurante del grupo Casa Tomás, que colabora con el club, y conviven en un piso con muebles prestados por directivos del club. Todos los gastos están muy medidos en un equipo en el que casi todos juegan gratis.

Como el Basket Cartagena no está en disposición de poder ofrecer un contrato profesional a sus tres estadounidenses, la directiva que preside Pedro Collados está haciendo gestiones para intentar renovar de otra manera los visados de Grady, Wimbish y Fiske, aunque sea de nuevo con carácter temporal. El entrenador del club, Paco Guillem, reconoce que «lo estamos intentando de todas las maneras y no estamos parados, pero la realidad es que es francamente difícil que puedan regresar».

Así las cosas, lo que ha hecho Guillem es moverse con mucha rapidez para poner parches a este importante contratiempo. Sin sus tres norteamericanos, se quedó con solo siete hombres. La semana pasada incorporó a dos nuevos jugadores, al base Chema Albaladejo, que estaba en el Torre Pacheco (equipo vinculado a Cartagena) tras pedir la baja en el Myrtia de Murcia, donde apenas tenía minutos; y al escolta estadounidense Stephon Carter, que ha llegado de La Roda, equipo del grupo B de la Liga EBA. Ambos debutaron el pasado domingo ante el Lliria, en el primer partido de 2017. Y fueron los mejores del cuadro cartagenero en el importantísimo triunfo ante el Lliria (79-66).

Con esta victoria, el Basket Cartagena se coloca en quinta posición, con 6 victorias y 6 derrotas. Y si gana este sábado en Paterna ascenderá a la tercera plaza. Los cinco primeros de esta Liga regular juegan a partir de marzo una fase por el ascenso. Guillem valora especialmente el triunfo del pasado domingo ante el Lliria. «Estábamos muy mermados por las circunstancias y lo normal era perder ante un buen equipo, pero el trabajo de los chicos fue espectacular y Carter estuvo muy bien», apunta. No obstante, él no se hace falsas ilusiones y reconoce que si no son capaces de solucionar los problemas burocráticos con sus tres jugadores norteamericanos y finalmente no pueden regresar va a ser imposible mantener el nivel de las últimas jornadas, en las que han sumado seis victorias en siete partidos.