La Verdad

Euroliga

Carlos Suárez no acertó con la última canasta

Golubovic (C) intenta no perder el balón.
Golubovic (C) intenta no perder el balón. / AFP
  • El empate a 66 obligó a una prórroga

El Unicaja desaprovechó 20 puntos de diferencia (49-29, minuto 22), y perdió un encuentro ante el CSKA de Moscú en la prórroga, que llegó igualada hasta los segundos finales, pero el base francés Nando De Colo, con una canasta de dos y un tiro adicional, le dio el triunfo a su equipo por 75-76.

El equipo malagueño, a pesar de la baja de su tirador, el escolta estadounidense Ryan Toolson, fue mejor en el primer cuarto, donde el pívot montenegrino Vladimir Golubovic, fue el amo en ambas zonas, superando a sus rivales, ocho puntos y ocho rebotes.

El CSKA de Moscú, con muchos errores en el lanzamiento, solo un triple, y con una defensa blanda permitía al Unicaja anotar 17-6, minuto 6. Los andaluces no bajaron la intensidad e incluso mostraron su mejor repertorio con tres triples consecutivos de Caleb Green, Kostas Vasileiadis y Carlos Suárez, 31-19, minuto 15.

La diferencia iba aumentando ante un conjunto ruso excesivamente flojo, relajado, con solo 34 por ciento en tiros de campo, que intentaba en algunos lances recortar la masacre 38-22, minuto 17, pero no podía, por el empuje y el acierto cajista 43-27, minuto 20.

Tras el descanso, el decorado no cambió con un Unicaja desarbolando por completo al CSKA (49-29, minuto 22), que estaba pasando su peor momento. Las rotaciones del técnico griego Dimitrios Itoudis no mejoraban al equipo ruso.

El CSKA peor no lo podía hacer, por lo que inició un lavado de imagen empezando por la defensa. Un parcial de 2-18 con cuatro triples consecutivos, dos del escolta estadounidense Sonny Weems y otros dos del base Manuchar Markoishvili catapultaron a los suyos a por la victoria (58-57, minuto 32).

El Unicaja se había desinflado inexplicablemente y las ideas en ataque, dos puntos en 10 minutos, y en defensa acabaron. El CSKA de Moscú se puso por delante por primera vez con tres puntos del base francés Nando de Colo (58-60, minuto 33).

El equipo cajista estaba pasando por un tramo erróneo, dañino y agresivo, que cortó con rabia para jugar los últimos cuatro minutos con un marcador igualado.

A partir de ese momento, miedo en los dos equipos, fallos y empate a 66 con canastas de Jayson Granger y Weems.

El CSKA parecía más entero, más fresco para encarar los cinco minutos de prórroga. El intercambio de canastas fue la tónica con alternativas en el marcador y el Unicaja apretando atrás.

La clave del encuentro llegó faltando 47 segundos con 72-71, cuando el CSKA pierde el balón y Weems le pega una patada. Técnica que le valió al Unicaja tres puntos (75-71 y 29 segundos por jugar).

El equipo ruso no dio por perdido el partido, porque Jayson Granger falló dos tiros libres y De Colo anotó el empate a 75 y aprovechó el tiro adicional 75-76, restando 6 segundos, que le dio la victoria tras fallar el ataque el Unicaja.