Denuncian la suspensión de cirugías por el colapso en La Arrixaca

Una paciente en un pasillo de Urgencias, ayer, junto a un cartel en el que se señala que debe estar en 'aislamiento de contacto'./LV
Una paciente en un pasillo de Urgencias, ayer, junto a un cartel en el que se señala que debe estar en 'aislamiento de contacto'. / LV

El servicio de Urgencias sigue superando los 40 pacientes a la espera de traslado a planta

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

La madre de Nicolás Gómez, de 81 años, ingresó el jueves pasado en La Arrixaca para ser operada de una lesión en el colon que, según le advirtieron los médicos, puede ser cancerosa. La preparación para este tipo de intervención no es agradable: tuvo que tomar laxantes para limpiar el intestino, y mantenerse en ayunas. El viernes estaba todo listo, pero sobre la una de la tarde «subió un médico a la habitación a decir que la operación se había suspendido porque Reanimación estaba saturada», explica Nicolás en la reclamación que ha presentado por estos hechos ante la Asociación Defensor del Paciente.

La anciana y su familia volvieron a casa, y la cirugía se programó para el miércoles de esta semana. Sin embargo, fue suspendida por segunda vez. En esta ocasión, sin que la mujer llegara a ingresar. Nicolás Gómez asegura que quien llamó desde el hospital les informó de que «La Arrixaca estaba a tope».

La dirección del hospital admitió ayer que la primera de las anulaciones que sufrió la paciente, el viernes día 15, «pudo deberse» al colapso en Reanimación, si bien la segunda suspensión se achaca a un problema de planificación en el parte quirúrgico. «Había programadas varias intervenciones de tiroides por la tarde en el mismo quirófano», explicaron fuentes de La Arrixaca.

El hospital hace frente desde la semana pasada a una fuerte presión asistencial, con una ocupación del cien por cien en sus plantas de hospitalización. Reanimación y UCI también están saturadas. La madre de Nicolás Gómez no es la única paciente afectada por la suspensión de actividad quirúrgica. El lunes día 11 también se desprogramaron varias intervenciones.

Pero lo peor está por llegar. La falta de espacio en la UCI y Reanimación provoca todos los inviernos la anulación de decenas de operaciones. La dirección del hospital se ha comprometido a ampliar para enero Reanimación con siete camas adicionales para pacientes semicríticos, en un intento por evitar el colapso.

De momento, la saturación se vive sobre todo en las plantas, donde no quedan habitaciones libres y, como consecuencia, en Urgencias. 41 pacientes esperaban su ingreso ayer a primera hora de la mañana. Por la tarde, quedaban 11 enfermos sin cama asignada.

De nuevo, muchos de los pacientes tuvieron que aguardar en los pasillos del servicio de Urgencias. Las esperas superan en muchos casos las 24 horas, como informó 'La Verdad' ayer. Al menos uno de estos enfermos debía estar en 'aislamiento de contacto', como se recoge en la fotografía que acompaña esta información. Fuentes de la dirección del hospital explicaron que este enfermo no padecía infecciones transmisibles.

Ahora Murcia critica la «insuficiente dotación de recursos»

La portavoz del Grupo Municipal de Ahora Murcia, Alicia Morales, denunció ayer que «la dotación claramente insuficiente de recursos sanitarios es terreno abonado para los graves colapsos que sufren los hospitales estos días, y que previsiblemente se agravarán las próximas semanas con el comienzo de la gripe». Morales advirtió de que «el municipio continúa necesitando dos nuevos servicios de Urgencias de Atención Primaria». A ello «se suma que los centros de salud no abren por las tardes y que no hay urgencias pediátricas en los hospitales Morales Meseguer y Reina Sofía». Desde Podemos, la diputada María Ángeles García pidió «un Plan Integral de Urgencias, la apertura de centros de salud por las tardes para pruebas diagnósticas y la creación de centros de cuidados medios, lo que evitaría el colapso».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos