La Delegación apunta al exceso de velocidad como la causa del accidente de Caravaca

El Ford Focus, destrozado tras salirse de la vía. /Protección Civil
El Ford Focus, destrozado tras salirse de la vía. / Protección Civil

El Ayuntamiento de Alguazas, de donde eran los dos fallecidos, decreta tres días de luto

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

«Una velocidad inadecuada». Es la principal hipótesis que baraja la Delegación del Gobierno como la causa de la salida de vía del Ford Focus en el que viajaban dos vecinos de Alguazas, Lázaro C. G. y María Isabel L. P., que perdieron la vida en la RM-730 el pasado miércoles. Esta carretera que une Caravaca de la Cruz con la localidad granadina de Puebla de Don Fadrique presenta una curva muy peligrosa, tiene limitada la velocidad a 90 kilómetros por hora y todo apunta a que supuestamente se rebasó ese límite y el turismo acabó dando varias vueltas de campana hasta empotrarse contra un pino.

En lo que va de año, en la Región han perdido la vida 63 personas en accidentes de tráfico, de los cuales 44 se produjeron en vías interurbanas y 19 en urbanas. El aumento de la cifra de víctimas mortales sobre el asfalto no pasó desapercibida en la Comisión Provincial de Tráfico y Seguridad celebrada ayer, en la que el delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, se mostró «preocupado» por la luctuosa estadística, que se vio acrecentada el miércoles por la muerte de estos dos vecinos de Alguazas. Precisamente, el Ayuntamiento de esta localidad celebró ayer un Pleno extraordinario para decretar tres días de luto oficial. «La decisión se ha adoptado porque el fallecimiento se ha producido en un accidente, al igual que ocurrió el pasado verano cuando dos vecinos se ahogaron en una playa de Guardamar del Segura», explicó el alcalde, Blas Ángel Ruipérez.

El regidor estaba muy dolido por la pérdida, ya que en su juventud fue a clase con uno de los fallecidos, Lázaro C. G., de 43 años. «Fuimos compañeros en el colegio Monte Anaor». Este vecino era padre de dos niñas, de 11 años, y en la actualidad mantenía una relación sentimental con la otra víctima, María Isabel L. P., de 42 años. «Son dos familias grandes del municipio, muy queridas», lamentaba Ruipérez. María Isabel será enterrada hoy tras la misa que se oficiará, a las 10 horas, en la iglesia de la Asunción de Molina de Segura. El sepelio de Lázaro está previsto a la misma hora en la iglesia de San Onofre de Alguazas.

El trágico siniestro ocurrido en la RM-730, en el Moral, ha levantado ampollas entre los vecinos de esta pequeña pedanía caravaqueña porque «llevamos mucho tiempo reclamando que se instale un semáforo en el pueblo para que los vehículos pasen más despacio», denuncian. También lamentan que en la carretera en la que falleció la pareja de Alguazas «hubo dos accidentes en 2016 porque tiene una curva muy pronunciada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos