El Defensor del Pueblo visita «por sorpresa» Archidona

Centro Penitenciario de Archidona. /EFE
Centro Penitenciario de Archidona. / EFE

La institución emitirá un informe en el que detallará las condiciones en las que se encuentran los migrantes recluidos en el centro penitenciario sin inaugurar

E. P.Madrid

El Defensor del Pueblo ha enviado a un equipo a la prisión de Arhidona (Málaga) para revisar "por sorpresa" las condiciones en las que se encuentran los migrantes que han sido alojados en este centro penitenciario aún por inaugurar ante la imposiblidad de trasladarlos a los CIE, que no tienen disponibilidad de plazas por el incremento de llegada de pateras a las costas españolas.

"Trabajamos después de conocer los hechos y en la tarde de este jueves un equipo se presentó en la cárcel de Archidona, en una visita no anunciada, y elaborará un informe de lo que hemos visto allí y cuyo resultado se trasladará a la administración", explicó el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, en una entrevista a la cadena Ser.

El responsable en funciones de la institución precisó que el Defensor del Pueblo dispone de "unidades administrativas dedicadas a esta cuestión (inspección de centros)" y las "visitas siempre se hacen por sorpresa".

En este sentido, recordó que los días 7 y 8 de noviembre se inspeccionaron los CIE de Algeciras y Motril algunas de cuyas instituciones ha admitido que "son mejorables" e incluso ha reconocido que "hay calabozos que no son tolerables desde el punto de vista de la dignidad humana y en Motril y Málaga los hay".

Sobre la cuestionada decisión del Ministerio del Interior de trasladar a los inmigrantes a Arhidona, precisó que "estas personas han llegado allí con el aval de cinco jueces de Murcia y el fiscal ha dicho que lo importante no es el habitáculo sino las condiciones". Por ello, Fernández Marugán se mostró partidario de "ser extremadamente prudentes" hasta conocer las condiciones.

El Defensor del Pueblo sí ha cuestionado que España carezca de "un sistema de primera acogida" y ha recordado que a las costas andaluzas llegan pateras desde hace 30 años y a las de Canarias, desde hace 20. "Es verdad que son fenómenos episódicos, de carácter coyuntural, que llaman mucho la atención pero las carencias son estructurales porque Marruecos está al sur y nosotros también y la tendencia de esas personas que tienen dificultades para vivir mejor es irse hacia el norte".

Por ello entiende que, aunque la situación "no es alarmante", España "debería tener un sistema de acogida que funcionase razonablemente bien porque es un país desarrollado y este tipo de fenómenos no debería producirse".

En esta línea, fuentes de la Oficina de Marugán han confirmado a Europa Press la admisión a trámite de las quejas presentadas por una treintena de ONG en relación al traslado a Archidona de los migrantes, que en su mayoría son de nacionalidad argelina. En total, 507 personas permanecían este miércoles retenidas en el centro penitenciario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos