El debate entre los aspirantes al Rectorado de la UMU coge brío

Los candidatos a rector, durante el debate en el Centro Social Universitario, en Espinardo./Edu Botella/ AGM
Los candidatos a rector, durante el debate en el Centro Social Universitario, en Espinardo. / Edu Botella/ AGM

Artal vuelve a buscar, con poco éxito, el cuerpo a cuerpo con sus rivales en el segundo encuentro antes de las elecciones del próximo martes

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

Los cinco candidatos al Rectorado de la Universidad de Murcia (UMU), cuyas elecciones se celebran el próximo martes, enfrentaron ayer de nuevo sus visiones y formas de entender la institución. El Club de Debate de la Universidad de Murcia, en colaboración con el Vicerrectorado de Comunicación, organizó el segundo encuentro, moderado por la periodista de 7TV Encarna Talavera.

El catedrático de Óptica Pablo Artal; el de Biblioteconomía José Antonio Gómez; el de Filosofía Moral, Emilio Martínez; el decano de la Facultad de Química y catedrático de Bioquímica y Biología Molecular, Pedro Lozano, y el catedrático de Ciencias del Trabajo y presidente del Consejo Económico y Social (CES), José Luján, se sometieron a preguntas de los principales medios de comunicación regionales, entre ellos, 'La Verdad'. Los candidatos respondieron además a preguntas planteadas por la comunidad universitaria a través del Club de Debate.

Artal volvió a mostrarse especialmente incisivo y trató de llevar a sus rivales al cuerpo a cuerpo, sin conseguirlo. Les acusó de representar el «gatopardismo», al atribuirles mensajes que llaman al cambio cuando -según su opinión- son la mejor garantía de que nada va a cambiar en la UMU. Los otros cuatro candidatos prefirieron centrarse en explicar sus propuestas. Martínez Navarro aseguró que su candidatura es «ética y eficaz»; Luján insistió en la necesidad de regularizar los contratos de los profesores asociados y del personal de administración y servicios; Lozano ofreció una planificación estratégica para la UMU, y Gómez resaltó que la universidad no es un negocio, sino un servicio público.

Los otros 4 candidatos no se dieron por aludidos con el «gatopardismo» y fueron a explicar sus propuestas

El debate resultó más activo que el anterior, con réplicas, aplausos, algún abucheo del público a Artal y preguntas como la dirigida a Lozano sobre la acreditación para catedrático del exalcalde Cámara. También reproches directos hacia los aspirantes a rector que no han dimitido de otros cargos (Lozano, del de decano, y Luján, del de presidente del CES). Los candidatos, que mostraron su apoyo a la huelga feminista del 8 de marzo, no lograron acordar otro debate con los alumnos. El Consejo de Estudiantes mostró su malestar porque dos de los candidatos (Martínez y Luján) no hayan accedido a la celebración de ese debate por diferentes razones, y sí que hayan participado en otros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos