Los daños en el campo por granizo, heladas y tormentas sumaron 18 millones en 2017

Un agricultor coloca una manta térmica en una finca lorquina para proteger el brócoli del aire polar./P. A.
Un agricultor coloca una manta térmica en una finca lorquina para proteger el brócoli del aire polar. / P. A.

La Consejería de Agricultura ha hecho el balance para pedir al Ministerio que rebaje los impuestos a los productores afectados

LA VERDADMURCIA

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca ha estimado en más de 18.840.000 euros las pérdidas ocasionadas en los cultivos de la Región por incidencias climatológicas adversas durante el pasado año, según los informes emitidos por las Oficinas Comarcales Agrarias. Esos informes, junto al referido a ganadería, se han remitido desde la Consejería al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, incluyendo una propuesta de minoración en los índices de rendimiento neto que se utilizan para la declaración del IRPF de 2017 en los cultivos y municipios afectados. Esa medida redundará en una reducción de los impuestos a pagar por agricultores y ganaderos, motivada por la disminución de sus ingresos durante el ejercicio.

Aunque han existido otros episodios con menor incidencia, los más importantes ocurrieron el 24 de enero de 2017, con nevadas y bajas temperaturas que afectaron a los cultivos y estructuras de las comarcas del Alto y Bajo Guadalentín, Noroeste y Río Mula.

Los cultivos perjudicados fueron principalmente albaricoque, alcachofa, clavel y otras flores, habas verdes, lechuga, mandarino y uva de mesa. El total de daños ascendió a 9.888.000 euros, incluido el gasto de reposición de plantas y la reparación de las estructuras de protección dañadas durante las heladas y las lluvias.

El 4 de junio tuvo lugar en los municipios de Caravaca de la Cruz y Cehegín, y en las pedanías lorquinas de Coy, Avilés, Fontanares y Humbrías un fenómeno tormentoso con granizo que afectó principalmente a cultivos como almendros, frutales de hueso y de pepita, así como hortícolas, leguminosas, viñedo y cereales de invierno. Los daños en estos cultivos ascienden a 3.944.000 euros, según el informe de la oficina comarcal.

El 9 de agosto el granizo afectó también a cultivos como viñedo, olivar y almendro en los municipios de Jumilla y Yecla, provocando daños por valor de 469.900 euros en la comarca del Altiplano.

Entre los días 4 y 11 de diciembre se produjeron intensas heladas que afectaron a los municipios de Lorca, Puerto Lumbreras, Aledo, Alhama de Murcia, Librilla, Totana, Los Alcázares, San Pedro del Pinatar, Torre Pacheco, Fuente Álamo, Mazarrón, Alcantarilla, Beniel, Murcia y Santomera. Los cultivos más perjudicados fueron los de alcachofa, calabacín, habas verdes, lechuga, limón, naranjo, uva de mesa, patata y tomate. Los daños suman en ese episodio de heladas más de 4.537.000 euros.

A todo ello se une la prolongada sequía que afecta a todos los cultivos de secano, y empieza a tener consecuencias en los de regadío. También se ha solicitado al Ministerio que tenga en cuenta esta situación a la hora de establecer los índices de rendimiento neto que servirán de base a la declaración del IRPF de 2017, proponiendo su reducción al mínimo posible en algún cultivo para beneficiar a los agricultores afectados.

Asaja advierte de la amenaza comercial del limón egipcio

Asaja Murcia advirtió ayer de que el limón egipcio se ha convertido en una gran amenaza para la hegemonía comercial del limón español. La penetración del limón egipcio en el mercado europeo es «negativa» para la producción española, pues «tiene unos costes de producción ínfimos y mucha menor calidad que el producto origen en España».

El secretario general de Asaja Murcia, Alfonso Gálvez, explicó que «la fuerte competencia en el mercado europeo por parte de Egipto está perjudicando la hegemonía del limón español, ya que tiene unos costes de producción muy reducidos y una calidad mucho menor, por lo que se comete un claro 'dumping social'. Creemos que la UE debería intensificar mucho más los controles de calidad para el cítrico egipcio». Además, dijo, «el mercado europeo está actualmente muy congestionado y los operadores comerciales españoles están buscando nuevos horizontes comerciales, como es el caso de Asia, Emiratos Árabes e, incluso, algunos mercados de Sudamérica».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos