La Verdad

Ashton Kutcher, en 'Dos hombres y medio'.
Ashton Kutcher, en 'Dos hombres y medio'. / Archivo

Ashton Kutcher se mantiene como 'rey Midas' de la televisión

  • El actor encabeza por segundo año consecutivo la lista de los mejor pagados del medio que elabora la revista 'Forbes', con 26 millones de dólares ingresados por 'Dos hombres y medio'

  • Jon Cryer, su compañero de reparto en la serie de la CBS, y Mark Harmon, protagonista de 'Navy: Investigación criminal', le escoltan en el podio

Por segundo año consecutivo, Ashton Kutcher encabeza el listado de 'Forbes' de los actores mejor pagados de la televisión. Un ranking que el ex de Demi Moore vuelve a liderar merced a los 26 millones de dólares (19.695.000 euros) que el intérprete se embolsó entre junio de 2013 y el mismo mes de presente año merced a su participación en 'Dos hombres y medio', serie en la que tomó el testigo de Charlie Sheen cuando éste cayó en desgracia tras meterse con sus productores.

Lejos de verse afectada por la salida del protagonista de 'Hot Shots!', la comedia de la cadena CBS mantiene su romance con la audiencia, lo que permite a sus responsables retribuir con creces la labor de sus protagonistas. Un hecho que confirma no solo la presencia de Ashton Kutcher en lo más alto de la lista de 'Forbes', sino la inclusión de su compañero de reparto, Jon Cryer, en el segundo puesto -manteniendo también la posición que ocupaba el año pasado-, con un total de 19 millones de dólares (algo más de 14 millones de euros) ingresados en los últimos doce meses.

Y si Walden Smith y Alan Harper comandan una vez más la clasificación, el podio lo completa Mark Harmon, a quien su labor en 'Navy: Investigación criminal' le reportó también 19 millones de dólares entre junio de 2013 y junio de 2014.

En la comedia está la pasta

Veterano curtido en mil batallas -fue un habitual en los años ochenta con cintas como 'Juerga tropical' (Carl Reiner, 1987) o 'Más fuerte que el odio' (Peter Hyams, 1988), Harmon le gana la partida, por un millón de dólares a Neil Patrick Harris, un actor que comenzó a llamar la atención en esa misma década cuando aún era un imberbe con la serie 'Un médico precoz' y que ahora se ha convertido en uno de los mayores talentos cómicos de su generación, sentando cátedra como el mujeriego Barney Stinson de 'Cómo conocí a vuestra madre', y que es capaz de mojarle la oreja a Seth MacFarlane en 'Mil maneras de morder el polvo', cinta dirigida por el autor de 'Ted' y en la que Neil Patrick Harris protagoniza algunos de los gags más memorables.

Empatados en el quinto lugar aparecen otros dos intérpretes de largo recorrido. Patrick Dempsey y Kevin Spacey. El primero debe su popularidad, y los 16 millones de dólares con que fue recompensada el pasado año, a su papel del doctor Derek Shepherd en 'Anatomía de Grey', en tanto que el segundo, poseedor de dos Oscar por 'Sospechosos habituales' y 'American Beauty', disfruta de la gloria catódica gracias a la extraordinaria acogida de que ha hecho objeto la audiencia y la crítica a 'House of Cards', serie que le ha valido este año una candidatura a los premios Emmy, aunque finalmente tuvo que claudicar ante Bryan Cranston en el apartado de mejor intérprete de drama.

Dentro del 'top ten' aparece, en sexta posición, otro cómico de armas tomar, Tim Allen, que incrementó su cuenta corriente en 15 millones de dólares por su papel en 'Uno para todas'. Dos millones menos sumaron las arcas de Simon Baker gracias a su rol protagónico en 'El mentalista'. Y Jim Parsons, el 'sabelotodo' de 'The Big Bang Theory', se situó en la novena posición con 12 millones de dólares que al actor, que anoche se hizo con su cuarto Emmy consecutivo, le sabrá a poco el próximo año, después de haber firmado su renovación para las próximas temporadas de la serie de 'cerebritos' a cambio de un millón de dólares por episodio. Un monto que también se embolsará su compañero Johnny Galecki, el sufrido Leonard, que cierra los diez primeros puestos de la lista tras ganar 11 millones de dólares en los últimos doce meses. La misma cantidad que se llevó a casa Jason Segel por su trabajo en 'Cómo conocí a vuestra madre'.