La Verdad

Gran velada musical con la Camerata de Murcia
/ Juan Carlos Caval / AGM

Gran velada musical con la Camerata de Murcia

La Sala Miguel Ángel Clares del Auditorio regional acogió ayer una gran velada musical, protagonizada por la Camerata de Murcia, que interpretó el 'Divertimento KV 136', de Mozart; la 'Sinfonía nº 10 para cuerdas', de Mendelssohn; y el Cuarteto de cuerda nº 14, 'La Muerte y la Doncella', de Schubert, adaptada para cuerda por Gustav Mahler. Esta última pieza fue el 'plato fuerte' del itinerario musical propuesto por los jóvenes miembros de Camerata. Una obra compleja, de larga duración -unos 40 minutos- y que exige una gran concentración por parte de los intérpretes. Compuesta en 1824, es una pieza que engancha tanto a los intérpretes como al público.