La Verdad

Torreblanca expone su arte efímero en el Museo de Bellas Artes de Murcia

El pastelero Paco Torreblanca, ayer en el Mubam junto a una de sus creaciones.
El pastelero Paco Torreblanca, ayer en el Mubam junto a una de sus creaciones. / VICENTE VICÉNS / AGM
  • El prestigioso pastelero interpreta doce cuadros del Mubam en esculturas de chocolate y azúcar

Lo más complicado de la exposición que va a llevar a cabo el prestigioso pastelero Paco Torreblanca en el Museo de Bellas Artes de Murcia (Mubam), desde mañana jueves hasta el próximo 18 de junio, ha sido su transporte desde el obrador ubicado en Alicante hasta las instalaciones de la pinacoteca, ya que las piezas, confeccionadas principalmente de chocolate y azúcar, son tan frágiles como el cristal. En realidad, el transporte ha sido lo segundo más difícil, puesto que, según reconoce el propio Torreblanca, el primer gran escalón que tuvo que sortear el proyecto fue el de convencerse a sí mismo de hacer la exposición: «Sé de la importancia de esta locura y de su complejidad, por lo que no tenía pensado aceptar el reto, pero la pasión de Javier Bernal, director del museo, y de Francisco Fuentes -amigo personal del pastelero y escultor ocasional y gran apasionado del arte- a la hora de contarme el proyecto hicieron que me decidiera a dar el paso», asegura.

La exposición, incluida en el ciclo 'Gastroarte', que protagonizó en su primera edición al chef Pablo González-Conejero, constará de doce esculturas comestibles que son el reflejo de lo que Torreblanca interpreta en cada una de las obras pictóricas que él mismo ha seleccionado. Esta versión dulce, efímera y totalmente libre de Torreblanca sobre los cuadros le ha llevado cuatro meses de trabajo y dispondrá de un novedoso sistema de refrigeración de urnas con el que se mantendrá la humedad aislada de las piezas para que las obras no se resientan. «Me gusta lo simple. Intento quitar el máximo de elementos de las esculturas, que es una filosofía muy oriental y con la que guardo una gran afinidad y, aunque los cuadros son de estilo clásico -siglos XVI y XX-, quien ve alguna de mis esculturas rápidamente reconoce que son mías, puesto que todas guardan mi propio estilo», afirmó ayer en Murcia.

Los cuadros seleccionados por el pastelero han sido 'San Miguel', de Joan de Joanes; 'San Jerónimo', atribuido a José Ribera; 'Guirnalda de frutas rodeando una imagen de buen pastor', de Joris Van Son; 'Florero', de Seguers; y las obras anónimas 'Las entrañas de Alfonso X El Sabio' y 'San Francisco de Asís ante la Inmaculada Concepción'. Todas las obras pictóricas se expondrán junto a las esculturas de Torreblanca. «La interpretación es libre. De hecho, lo que me gusta es que cada uno interprete lo que quiera y disfrute a su manera», concluyó.

Temas