La Verdad

Un coleccionista anónimo adquiere la 'Juanita' atribuida a Velázquez

'Retrato de una niña', atribuido a Velázquez.
'Retrato de una niña', atribuido a Velázquez. / AFP
  • El Estado no ejerció su derecho de tanteo y la tela se adjudicó por ocho millones de euros, su precio de salida

Un comprador no identificado se adjudicó 'Retrato de una niña', la pintura atribuida a Velázquez, por 8 millones de euros, el precio de salida fijado por la casa Abalarte. Sumadas las comisiones (un 21%) el precio final sería de 9.680.000 euros. El Estado no ejerció su derecho de tanteo, según precisaron fuentes del Ministerio de Cultura y de la sala de subastas. Cultura la había declarado «inexportable», decisión que se comunicó a los subastadores el pasado viernes mediante una orden ministerial. El derecho de tanteo hubiera permitido al Estado adquirirlo por el precio final que hubiera alcanzado la pintura.

Si se confirma plenamente la autoría de Velázquez, el desconocido comprador habría hecho un buen negocio. El Estado pagó 23 millones de euros por el retrato de Ferdinando Brandani, conocido como 'el Barbero del Papa', una de las últimas obras de Velázquez puesta en el mercado y que el Museo del Prado adquirió en 2003.

Richard de Willermin, experto en pintura antigua, atribuye a Velázquez la obra de juventud que habría sido pintada en 1616 o 1617 y que según los responsables de la casa de subastas, «supone una valiosísima aportación para el estudio de Velázquez, ya que pertenece a su primera época en Sevilla, la más enigmática y menos conocida del autor».

Bautizada ya como 'Juanita', sugiriendo que se trata de un retrato de la hermana del pintor sevillano, es el retrato frontal de una niña con las manos en actitud orante. Viste una saya marrón, una blusa blanca de la que sobresale el cuello y un mantón enrollado en la cintura de color verde. La casa de subastas facilitó días atrás una radiografía del lienzo, de 57,5 x 44 centímetros, en la que se aprecia un círculo de puntos blancos, una suerte de corona tapada por una capa de pintura posterior inapreciable a simple vista que ha hecho que se denomine también a la tela como 'Inmaculada joven'.

Willemim, el único experto que valida de momento la autoría velazqueña, asegura que es contemporánea de telas como 'Vieja friendo huevos', de 1618 y en poder de la National Gallery en Edimburgo; de 'Cristo en casa de Marta y María' también de 1618 y de la National Gallery de Londres; de 'El almuerzo' (1617-1618)', que está en el Hermitage; de 'La cena de Emaús', que está en Dublín, y 'La adoración de los Reyes Magos (1619) del Museo del Prado.

Javier Portús, jefe de Departamento de Pintura Española del Prado, habría admitido la posible autoría velazqueña en un informe a petición de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico.

La pieza ha estado en manos de la misma familia desde hace un siglo, aunque se desconocen detalles de su periplo en los trescientos años anteriores. No está en perfecto estado de conservación y tiene repintes.

El director de Abalarte, Gonzalo Mora, destacó «la exquisitez y rareza» de una «obra genial», que guarda a su juicio algunas semejanzas con la 'Inmaculada Concepción' que la Fundación Focus Abengoa compró en en 2009, por un precio no revelado, tras haber quedado sin comprador en una subasta en 1994 en Sotheby's. La misma fundación adquirió una 'Santa Rufina' por 12,5 millones de euros en 2007 y el Estado adquirió el mimsoaño, por 1.2 millones de euros 'Cabeza de Apóstol', fragmento de una obra de Velázquez datada en 1618-19, pertenecía a una colección privada que había intentado subastarla antes sin encontrar comprador. El Ministerio de Cultura la adscribió al Prado, pero está depositada en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.