La Verdad

Playboy volverá a publicar mujeres desnudas en sus portadas

Portada de Playboy para su edición marzo-abril de 2017.
Portada de Playboy para su edición marzo-abril de 2017. / Reuters
  • «La revista retrataba la desnudez estaba pasada de moda, pero eliminarla por completo fue un error», reconoció Cooper Hefner

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Moda para hombre y mujer al mejor precio

Hasta 70%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

Lleva contigo a tus personajes favoritos

Las mejores marcas a los mejores precios

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Todo el menaje que necesitas al mejor precio!

Hasta 70%

Primeras marcas en menaje para el hogar

Hasta 70%

La revista Playboy volverá a publicar desnudos en sus portadas después de que sus responsables consideraran que fue un error la retirada en 2015 de estas imágenes que hicieron célebre a la publicación durante décadas. "Seré el primero en admitir que la forma en que la revista retrataba la desnudez estaba pasada de moda, pero eliminarla por completo fue un error", dijo en Twitter Cooper Hefner, jefe creativo de Playboy e hijo del famoso fundador de la revista, Hugh Hefner. "La desnudez no era el problema porque la desnudez no es un problema. Hoy recuperamos nuestra identidad y reclamamos quiénes somos", añadió el ejecutivo.

Esta decisión devuelve a Playboy a sus orígenes después de que en octubre de 2015 la publicación anunciara su histórica renuncia a la publicación de fotografías de mujeres totalmente desnudas en su portada. En aquel momento, la dirección de Playboy basó su movimiento en la realidad impuesta por internet, donde abundan los contenidos sexuales accesibles de manera gratuita a todo el mundo.

Tras desvelar que Playboy rectifica de nuevo su rumbo, la marca promocionó en las redes sociales la etiqueta #NakedIsNormal, que en inglés significa "el desnudo es normal". De esta manera, el número correspondiente a marzo y abril de Playboy contará con una portada protagonizada por la modelo Elizabeth Elam sin ropa.

Más allá de su mensaje en Twitter, Cooper Hefner también publicó un texto en la web de la revista en el que reflexionó sobre la filosofía de Playboy. "A lo largo de los años, Playboy ha evolucionado en algo mucho más grande de lo que Hugh Hefner pudo esperar, y el (logotipo) del conejo se convirtió en una especie de test de Rorschach de la actitud de la gente hacia el sexo (...). Lo que ves tú en ese conejo dice más de ti que cualquier otra cosa", escribió Cooper Hefner. En su opinión, Playboy ha promovido, durante su existencia, la "conversación saludable" sobre el sexo mientras ha animado el diálogo acerca de las opiniones sociales, religiosas y políticas.

Cooper Hefner aseguró, además, que Playboy luchó por los derechos civiles y la libertad de expresión, y dio su opinión sobre la política en la actualidad. "Necesitamos identificar quiénes son nuestros aliados en una época en la que, del lado liberal (progresista), una cultura de corrección política desanima los debates que pueden herir los sentimientos de la gente; y del lado conservador, los políticos parecen cómodos poniendo en peligro los derechos de grupos específicos bajo la creencia de que eso 'hará a EE.UU. grande de nuevo", afirmó.