La Verdad

El 'Guernica' en el país de los faraones

Una de las obras presentadas en la muestra.
Una de las obras presentadas en la muestra. / RC
  • El Reina Sofía revisa la trayectoria de 'Art et Liberté', el movimiento egipcio que apostó por el surrealismo en plena guerra mundial

  • Explora la conexión con España de unos creadores que plantaron cara al fascismo

Con Europa sumida en el abismo de la guerra global, un heterogéneo grupo de artistas e intelectuales egipcios optó por sumarse al movimiento surrealista y tomó como bandera el 'Guernica' de Pablo Ruiz Picasso. Casi ochenta años después el Reina Sofía desvela y rescata su producción en la muestra 'Art et Liberté. Ruptura, guerra y surrealismo en Egipto (1938-1948)'. Recorre una década que fue una suerte de primavera del arte egipcio, conectado con el mundo y resistente a los totalitarismos en alza.

El museo que dirige Manuel Borja-Villel presenta por primera vez de manera monográfica el trabajo de un colectivo de artistas establecido en El Cairo durante la Segunda Guerra Mundial, aun bajo el imperio colonial, y caracterizado por su modernidad, su resistencia antifascista y su claro posicionamiento contra el franquismo.

Comisariada por Sam Bardaouil y Till Fellrath, la muestra reúne un conjunto de casi cien obras pictóricas y numerosos materiales fotográficos y documentales, muchos de ellos nunca vistos en España. Revela un desconocido y brillante episodio de la reciente historia plástica del país de los faraones en el siglo XX y pone en marcha el año Guernica..

El grupo, fundado por Georges Henein, Ramses Younane, Kamel el-Telmisany y Fouad Kamel, cultivó una práctica artística con raíz egipcia ligada al surrealismo y a las corrientes artísticas internacionales. "Es otra modernidad lejos del eurocentrismo. Sus miembros cuestionaron la tendencia academicista, orientalista y nacionalista del arte burgués predominante en Egipto en aquel momento y la transforman", explica Borja-Villel. Se conectaron y propiciaron intercambios artísticos con los movimientos surrealistas de París, Bruselas o Ciudad de México "en busca de un lenguaje revolucionario que aunar lo tradicional con lo elitista".

La muestra, en cartel hasta finales de mayo, explora más en detalle la conexión del colectivo con la realidad artística española de los años treinta, "que se produce a distintos niveles y se manifiesta a través del compromiso frente a la expansión del fascismo", según los comisarios.

Símbolo determinante de esta implicación fue la elección de los surrealistas egipcios de la imagen del 'Guernica' de Pablo Ruiz Picasso para ilustrar su primer manifiesto, 'Vive l’art dégeneré' (Viva el arte degenerado, 1938), solo un año después de que el genio malagueño lo pintara en París. También su condena en diferentes publicaciones del alzamiento franquista, con la que ofrecían su solidaridad a los artistas y al pueblo español. Lo propició Georges Heinen, hijo del embajador egipcio en Madrid en los años 20 y que publicaría poemas contra Franco durante la Guerra Civil.

La exposición forma parte de la iniciativa 'Art reoriented', fundada por los comisarios, que propone una crítica a las clasificaciones historiográficas convencionales, interesándose especialmente por el carácter múltiple de la modernidad.

Organizada en colaboración con la Casa Árabe de Madrid, la muestra se vio antes en el Centre Pompidou de París (19 octubre, 2016 - 16 enero, 2017) y viajará luego al Kunstsammlung Nordrhein-Westfalen K2o, de Düsseldorf (15 julio -15 octubre, 2017) y a la Tate Liverpool (17 noviembre, 2017- 18 marzo, 2018).