La Verdad

Antonio Puerta, ayer, en el Hospital Obispo Polanco, en Teruel.
Antonio Puerta, ayer, en el Hospital Obispo Polanco, en Teruel.

Puerta: «Fue un susto tremendo; sufro muchos mareos»

  • El torero ceheginero se recupera en el hospital de Teruel tras ser embestido por un novillo cuando entrenaba en el campo

El torero ceheginero Antonio Puerta viajó el pasado fin de semana hasta tierras turolenses invitado por el ganadero Juan José Ríos, a quien el matador le brindó el toro 'Historieta', indultado por el diestro en la corrida del pasado 26 de septiembre en Abarán. Para el ceheginero había preparadas dos vacas y un novillo en un tentadero en el que también intervino el malagueño Jiménez Fortes. Una oportunidad magnífica para Antonio Puerta de comenzar su preparación en el campo de cara a una prometedora temporada 2017.

El torero murciano aprovechó sus dos primeras vacas, a las que toreó con mucho gusto y relajo y con las que se encontró muy a gusto en la rústica plaza de tientas. Hasta entonces un entrenamiento gratificante. Pero el novillo que estaba previsto lidiar en tercer lugar le propinó un susto tremendo. Según cuenta el propio matador, se paró de salida cuando le ofreció el capote, de forma que se le fue directamente al pecho y, con todas las fuerzas del bovino intactas, lo arrastró hasta empotrarlo contra la dura barrera de piedra. Las consecuencias para el torero han sido una clavícula, la derecha, rota; un golpe en la parte posterior de la cabeza, con una brecha que precisó de 11 grapas; y una fisura en el cráneo. Pero lo que más preocupó a los médicos al llegar al Hospital Obispo Polanco de Teruel fue la fractura del hueso del oído asociado al equilibro.

Antonio Puerta confesó a 'La Verdad' que esta lesión le provoca continuos mareos y que, hasta mediodía de ayer, cuando comenzó a sangrarle el oído -lo que para los médicos, ha evitado males mayores-, se valoró su traslado al Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

El diestro de Cehegín se mostró apesadumbrado: «Toda la lucha y el sufrimiento que llevo solo los conozco yo, y que me pase una cosa como esta me cuesta mucho asimilarla», afirmó Antonio Puerta, quien cree que «con lo difícil que está triunfar en el toreo, esta es una nueva prueba que tengo que superar en mi carrera».

Tanto el diestro como la familia de Puerta se pusieron ayer en contacto con Ricardo Robles, jefe de los Servicios Médicos de la plaza de toros de Murcia, al que se le informó de su situación. Puerta espera que los galenos de Teruel le den hoy el alta hospitalaria con el fin de trasladarse a Murcia y continuar su recuperación bajo la supervisión de Robles.