La Verdad

Arquitectura y arte de la mano de Garrido

Una mujer y un niño contemplan las imágenes de la exposición.
Una mujer y un niño contemplan las imágenes de la exposición. / Edu Botella / AGM
  • El pintor y proyectista cuenta en el Coamu de Murcia con una exposición en homenaje a su trayectoria en la que se muestran imágenes de sus aportaciones a la modernización de la Región

Vitalista, viajero y taurino («mi padre, que era cirujano, salvó una vez a Manolete»). El proyectista y pintor Fernando Garrido Rodríguez (Linares, 1930), Premio Nacional de Arquitectura 1968, se mostró agradecido anoche por la exposición que le rinde homenaje, en el Coamu, en Murcia, por su aportación a la modernización de la Región en los años 60 y 70. «La arquitectura debe dar felicidad», dice Garrido, que siempre cuidó de que las bellas artes estuvieran presentes en sus obras, desde viviendas a colegios e iglesias. Sigue activo, y tiene una espina clavada: «Echo de menos no haber diseñado una plaza de toros».