La Verdad

Diego Guerrero, cortando mojama en su salida al Mar Menor.
Diego Guerrero, cortando mojama en su salida al Mar Menor. / Arcos

Sashimi en el Mar Menor

  • El chef Diego Guerrero, con una estrella Michelin en el restaurante D'Stage de Madrid, protagoniza el primer ciclo 'Cocinando el entorno'

A Diego Guerrero, cocinero del restaurante D'Stage (Madrid, una estrella Michelin), no le importó levantarse a las seis de la mañana para embarcarse en el primer ciclo gastronómico 'Cocinando el entorno: el Mar Menor', que ha organizado esta semana la empresa de suministros hosteleros José Díaz junto a la cuchillera Arcos. Con el sol aún lejos de dar la cara, el chef se subió a un barco pesquero para ir en busca de la captura del día junto al murciano Pablo González-Conejero, quien hizo de anfitrión.

Guerrero se mostró muy interesado por la naturaleza del Mar Menor, así como por los productos que ofrece para la cocina y las artes utilizadas por los pescadores en la faena diaria. Ni corto ni perezoso, el reconocido chef se colocó los pantalones de agua y colaboró en la recogida de la pesca, para minutos después desplegar sus cuchillos e ingredientes para elaborar un sashimi de dorada, a la que añadió también trocitos de hueva de mújol. «La hueva de la encañizada es mucho más sabrosa que la que encontramos en otras zonas», aseguraba al catar varios tipos de salazones.

Tras el viaje en barco, el cocinero estuvo presente en la subasta de pescado que se realiza todos los días en la lonja de San Pedro. Sencillo, apasionado y totalmente entregado al entorno del Mar Menor, Guerrero aseguró que la hueva de mújol es un producto que ya había utilizado en su restaurante y que en la ponencia que horas más tarde daría en el Centro de Cualificación Turística (CCT), iba a cocinar con varios voluntarios de la escuela un par de platos con el pescado como ingrediente principal.

Según la empresa cartagenera José Díaz, la idea de estos ciclos es que se repitan cada cierto tiempo para poner en valor el turismo y los productos de la Región. «Esto de coger un barco y salir con los pescadores de la zona es una actividad perfecta para ofrecerla a los turistas. Creemos que hay mucho por hacer y que con el apoyo de cocineros como Guerrero podemos abrir una senda de promoción regional», afirmaba Carlos Díaz, directivo de la empresa.