La Verdad

De sándwiches y perritos

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Se atribuye falsamente la paternidad del bocadillo a John Montagu, primer lord del Almirantazgo y cuarto conde de Sandwich, quien en su adicción a los juegos de cartas no paraba ni para comer, ordenando que le llevaran a la mesa de juego unas lonchas de carne asada entre rebanadas de pan. Falsamente, decimos, porque se sabe que en la antigua Roma, los bocadillos ya se consumían habitualmente en el circo, las carreras y otras reuniones sociales. Incluso, anteriormente, en el Antiguo Egipto y Sumeria, se tiene noticia de la elaboración de bocadillos en pan ácimo, esto es, un pan plano, sin fermentar, tipo pita.

El éxito de tan famoso bocado hace que cada país, y casi cada región, ofrezca diferentes variantes que pueden ir desde el kebab turco hasta el castizo bocadillo de calamares. La moda de los food-trucks ha dado un nuevo impulso al bocadillo. Famoso se hizo el sándwich cubano de la película de Jon Favreau, 'Chef', compuesto por pan, cerdo asado, jamón, pepinillos en vinagre, queso y mostaza.

Quizá uno de los más famosos sea el llamado perrito caliente, compuesto por una salchicha de Frankfurt y un panecillo, cuyo sabor dulzón está ocasionado por una alta proporción de mantequilla, leche y huevo.

La salchicha de Frankfurt, pese a su nombre, fue inventada en la localidad también alemana de Neu-Isenberg, bastante al sur de Frankfurt. Data de 1860 y su padre fue un carnicero local llamado Georg Adam Müller. La salchicha, con su tradicional color rojizo y el grosor de un dedo, combina en su interior tres cuartas partes de carne magra de cerdo y una parte de grasa, sal, pimienta y nuez moscada. Se elabora escaldándola y, posteriormente, ahumándola. En lo que se denomina 'brühwurst', que es el procedimiento opuesto al 'bratwurst' en el que sí se cocina la salchicha.

El perrito caliente o 'hot-dog' es, sin embargo, una creación norteamericana. En la ciudad de Nueva York, hacia 1906, Harry Mozely Stevens, concesionario de puestos de bebidas y tentempiés en estadios de béisbol, comenzó a vender este tipo bocadillos con nombre de 'dachhund sausages'. En 1913, la Cámara de Comercio de Coney Island prohibió el término inventado por Stevens, pues podía interpretarse que las salchichas estaban hechas con carne de perro-salchicha y no con la forma de perro-salchicha. Quizá, se les oxidaron los latines y olvidaron que 'in claris non fit interpretatio'. Quizá no.