La Verdad

Usuarios estudiando en la biblioteca.
Usuarios estudiando en la biblioteca. / R.F.

Los recortes «obligarían» a cerrar los sábados la Biblioteca Regional

  • Su director, Antonio Prats, da la voz de alarma y anuncia posibles despidos y una menor calidad de los servicios

La Biblioteca Regional de Murcia, una de las instituciones culturales más importantes de la Región, además de más utilizadas y mejor valoradas por los usuarios, podría ver peligrar la calidad de sus servicios de llevarse a cabo los recortes que el Gobierno regional maneja para los próximos meses, como consecuencia de las enmiendas de la oposición en la Asamblea Regional a los presupuestos de la Comunidad. Así se lo ha comunicado Antonio Prats, su director, a los responsables de la Consejería de Cultura, de la que es titular Noelia Arroyo. Prats, según consta en un informe interno al que ha tenido acceso este periódico, les ha mostrado su «profunda preocupación» por las consecuencias que los posibles recortes en este señero centro cultural, que recibió en sus dependencias la visita de 730.000 usuarios de todas las edades durante 2015, pueden acarrear en la calidad de los servicios prestados.

Una de las principales partidas que serían recortadas es la que afecta al contrato especial de apertura los fines de semana, que disminuirá en un 87%. De no rectificarse esta cifra, Prats lamenta el hecho de que la Biblioteca solo podrá seguir abriendo los sábados hasta, «como mucho», el 1 de junio. Esto conllevaría, además del perjuicio para el usuario, el posible despido de 17 trabajadores, algunos de ellos con seis años de experiencia, y la ruptura del contrato firmado con la empresa que presta este servicio, lo que podría acarrear el pago de una indemnización a la misma. Si bien se ha tratado de buscar una solución a través de Función Pública, ésta solo contempla la contratación de tres trabajadores.

También se vería recortada sustancialmente la partida destinada a materiales de repografía, lo que, en este caso, supondría el posible despido de dos trabajadores con discapacidad de Fundown, así como dificultades a la hora de poner en marcha programas como el denominado 'prestapresto'. Además de la reducción del gasto corriente en 30.000 euros, está también contemplada una reducción del 70% para la adquisición de revistas y periódicos, «lo que terminaría haciendo inviable este servicio».

Todos estos recortes afectarían, asimismo, al primordial capítulo de la adquisición de libros -150.000 euros-, al complicarse la situación general de la Biblioteca, que tiene un crecimiento de usuarios de 3.000 nuevos socios al mes y en la que se han realizado 550.000 préstamos.

La Biblioteca Regional de Murcia puede presumir de tener el mayor número de visitantes de todas las bibliotecas públicas de España: unos 710.352 en 2013, según datos del Ministerio de Cultura. «Dicen que los murcianos leen poco, pero eso no se corresponde con el número de visitas que recibimos», suele comentar Prats con satisfacción. Ahora, a ésta une su preocupación y desazón.