La Verdad

Detenidos los receptadores de un cuadro robado de Botero

Detenidos los receptadores de un cuadro robado de Botero
  • Se trata de 'La Putica', una obra sustraída en Madrid en 2002 y en la actualidad en paradero desconocido

La Policía Nacional ha detenido a los tres presuntos receptadores de 'La Putica', un cuadro de Botero sustraído en Madrid en 2002 y en la actualidad en paradero desconocido, aunque se sabe que el pasado mes de septiembre se expuso en Singapur, ha informado la Dirección General de este cuerpo de seguridad.

Según las investigaciones, los arrestados vendieron el lienzo por 70.000 euros a un comprador de buena fe, que posteriormente lo revendió a través de una galería de arte con sede en París y sucursales en todo el mundo.

En la actualidad la obra es propiedad de la aseguradora, que indemnizó con 137.736 euros a la víctima del robo.

También ha sido imputado un galerista madrileño, que presuntamente negoció con los tres arrestados para que entregaran el óleo a una empresa privada dedicada a la búsqueda de piezas de arte robadas y cobrar la recompensa.

El 10 de junio de 2002 se denunció el robo de diversos efectos en un domicilio del barrio de Salamanca de Madrid, entre los que figuraba el cuadro de Francisco Botero , "La Putica", un óleo sobre lienzo de 30x40 pintado en 1982.

Dos años más tarde, en octubre de 2014, la Policía recibió información a través de Interpol sobre las actividades del propietario de una galería de Madrid, que hacían referencia a la obra sustraída y a personas que estaban en posesión de ella y se la habían ofrecido en venta al galerista.

A raíz de esta información los agentes de la Brigada de Patrimonio averiguaron que un matrimonio le ofreció al galerista la obra que, según la pareja, habían heredado del abuelo de uno de ellos hacía ocho años.

También se comprobó que ante este ofrecimiento, el galerista consultó a una empresa privada dedicada a la búsqueda de piezas de arte robadas.

Dicha empresa le advertió de que la pintura figuraba en sus bases de datos como robada y que aún estaba vigente la reclamación de la compañía aseguradora, que había indemnizado con 137.736 euros al propietario.

Pero en lugar de denunciar los hechos, el galerista propuso al matrimonio entregar el cuadro y cobrar la recompensa ofrecida por la aseguradora.

Sin embargo, la pareja no aceptó la propuesta y finalmente vendió el lienzo a través de unos intermediarios a un particular, que lo adquirió de buena fe por 70.000 euros.

El cuadro terminó finalmente en el mercado internacional de arte a través de una galería extranjera y, de hecho, la Policía averiguó que la obra estuvo expuesta en Singapur en septiembre de este año y fue comprada por 87.000 euros.

Finalmente los investigadores lograron identificar a los participantes en la transacción de la pintura robada y arrestaron a tres personas en la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid como presuntas autoras de delitos de receptación y estafa.

Los detenidos son el matrimonio investigado y un intermediario que les facilitó la venta del lienzo robado.

Actualmente se continúan las gestiones a través de Interpol para identificar al destinatario final de la obra.