Cuestionan el uso de anticoagulantes de última generación en las urgencias

La Asociación en Defensa de la Sanidad Pública denuncia un abuso de esta medicación en pacientes sometidos a cardioversión eléctrica

LA VERDADMURCIA

La Asociación en Defensa de la Sanidad Pública (ADSP) cuestiona el uso de nuevos anticoagulantes (Acod) en los servicios de urgencias para tratar a pacientes que sufren de fibrilación auricular y son sometidos a cardioversión eléctrica. La ADSP asegura que se está utilizando estos fármacos como primera elección en muchos casos -en lugar del Sintrom- pese a las indicaciones de la Agencia Española del Medicamento (Aemps), que establece «unas condiciones muy restrictivas, entre las que se encuentra la necesidad de una autorización específica por parte de la Inspección médica». La ADSP denuncia que los nuevos anticoagulantes «son casi cuatro veces más caros» que el Sintrom y «carecen de antídoto en caso de hemorragia por sobredosificación».

La ADSP cita un estudio del Grupo de Medicina basada en la Evidencia de la Sociedad Murciana de Medicina Familiar y Comunitaria (Smumfyc) realizado en tres áreas de salud que apunta a que el 46,8% de las prescripciones de Acod analizadas «no se ajustaban a las indicaciones del Ministerio de Sanidad a través de la Aemps». Así, en el 31,5% de los casos de cardioversión eléctrica se optó por nuevos anticoagulantes, «con grandes diferencias por áreas, oscilando entre el 19% y el 49%».

Para la ADSP, esta situación es «extremadamente preocupante» y «plantea serias dudas sobre los criterios utilizados por el servicio de Inspección Médica al autorizar ciertas prescripciones y/o la exactitud de la información suministrada por los médicos prescriptores a la Inspección». La ADSP apunta a los «enormes intereses económicos de las multinacionales» y denuncia «las facilidades de la administración regional» para el uso de estos medicamentos. «Especialmente llamativa fue la autorización por parte de la Comisión Regional de Farmacia de su uso desde los servicios de Urgencias en unas condiciones no ajustadas a las establecidas por el Ministerio», denuncia la asociación.

La Consejería de Salud tacha de «parciales» las conclusiones de la ADSP y pide no generar alarma

La Consejería de Salud asegura desconocer el estudio al que hace referencia la ADSP, pero advierte de que algunos argumentos utilizados por la asociación «no son del todo ciertos». «En ciertas circunstancias, los Acod son de primera elección», como recoge la Aemps. Por ejemplo, en pacientes con antecedentes de hemorragia intracraneal o pacientes con ictus y alto riesgo de hemorragia intracraneal».

La Consejería señala que «los criterios utilizados por el Servicio de Inspección de Prestaciones Asistenciales se basan en el Informe de Posicionamiento Terapéutico de la Aemps y en el informe remitido por el médico prescriptor». Salud considera «parciales» las consideraciones de la ADSP y pide no generar alarma.

Fotos

Vídeos