Vacaciones a pedir de boca

Un momento de la presentación del Plan de Turismo Gastronómico, este lunes, en los jardines de Promenade, en Murcia. / Nacho García / AGM

El Plan de Turismo Gastronómico impulsa la apertura de 1.500 restaurantes en tres años

LA VERDADMurcia

La Región quiere dejar un buen sabor de boca a los visitantes. El Plan de Turismo Gastronómico contará hasta 2020 con una inversión de cuatro millones para desarrollar las 17 acciones de los cuatro ejes de esta iniciativa. El objetivo: convertir la gastronomía regional en un «referente internacional» generador de empleo, desarrollo económico y riqueza. Así lo puso de manifiesto este lunes el consejero Javier Celdrán ante los más de 200 asistentes a la presentación del documento, desde empresarios del sector de la restauración hasta representantes de ayuntamientos, asociaciones de hotelería y de turismo, consejos reguladores, restauradores y bodegas.

Según Celdrán, dicha iniciativa «posicionará a la Región como destino turístico de calidad con una oferta gastronómica excelente basada en los productos autóctonos, la tradición y su alto nivel de profesionalización». El plan se marca que en tres años existan en la Región 9.500 establecimientos de restauración, 1.500 más que en la actualidad, así como generar 6.500 nuevos empleos, para situar en 40.600 el número de afiliados a la Seguridad Social.

Abarca la totalidad de la industria gastronómica, desde el origen del producto hasta la mesa, y trasciende del sector turístico, «al contribuir también a potenciar los productos y recursos propios de la Región», con vistas a genera nuevas oportunidades económicas y de empleo.

Mediterránea y saludable

La primera de las acciones será la campaña 'La Región de los 1.001 sabores', que tiene como fin sensibilizar a los murcianos para hacerlos «sentir orgullosos de su gastronomía, productos y tradiciones»; así como una campaña nacional, con una inversión de 100.000 euros, y que se centrará en dar a conocer la riqueza gastronómica regional. Será el punto de partida de un plan cuyas actuaciones más relevantes serán la creación de una marca capaz de asociar el destino a una gastronomía eminentemente mediterránea y saludable y la creación de un Club de Producto, conformado por las empresas más competitivas, que unifique y profesionalice la oferta y que apoye planes de desarrollo locales y embellecimiento de destinos.

El plan prevé aumentar la presencia de los productos locales en la oferta hostelera. E incluye la promoción de 'hoteles gastronómicos', aliándose alojamientos con bares y restaurantes, «así como con otras empresas que ofrecen experiencias turísticas más completas y únicas, que ayudan a fidelizar a sus clientes y atraer a otros nuevos porque ofrecen una experiencia total», según la Consejería de Turismo.

La presentación contó con la intervención del cocinero Raimundo González, que reivindicó la defensa de la despensa regional, así como del presidente de la Real Academia de Gastronomía, Rafael Ansón, que manifestó su apoyo a la Región en un mensaje grabado en el que resaltó los grandes valores de la gastronomía murciana y su potencial.

El plan contará con embajadores de la gastronomía regional, como el propio Raimundo González, y otros cocineros consolidados (Pablo González, de Cabaña Buenavista; Firo Vázquez, de El Olivar, o Jesús Ortega de El Sordo) y nuevos valores como Cristian Palacio, de Barahonda; María Gómez, de Magoga, y David López, de Local de Ensayo.

Fotos

Vídeos