Croem: «El impacto de lo que ocurra en Cataluña será ligeramente superior en Murcia»

La patronal murciana destaca en su informe de coyuntura que la comunidad catalana es el cuarto mayor destino nacional de los productos murcianos, superado únicamente por las regiones limítrofes, y el tercer mayor proveedor

EFE

La patronal murciana Croem advirtió este martes en un último informe de coyuntura económica que el potencial impacto de lo que en Cataluña ocurra tras las elecciones será similar o ligeramente mayor en Murcia que en otras regiones españolas, ya que es uno de los principales socios comerciales de la Región.

"Si la tensión política que ha presidido la situación de Cataluña en los últimos meses se prolonga más allá de las elecciones del 21 de diciembre, sin duda terminará teniendo un impacto en el crecimiento económico catalán y nacional", añade.

En concreto, es el cuarto mayor destino nacional de los productos murcianos, superado únicamente por las regiones limítrofes, y el tercer mayor proveedor.

Entre 2010 y 2016, Murcia vendía a la comunidad catalana 688 millones al año (en torno al 8% de las ventas totales al resto de España), y le compraba 1.219 (sobre el 16% de las compras al resto de España), según datos del Centro Regional de Predicción Económica.

En el apartado turístico, el número de catalanes alojados en establecimientos hoteleros superó los 80.000 en 2016, tras mejorar sustancialmente las cifras que se alcanzaban a principios de la década actual (en torno a los 70.000).

De este modo, Cataluña representa aproximadamente el 8,5% del turismo hotelero que los españoles realizan en la Región de Murcia (y algo menos del 7% si se consideran también los visitantes extranjeros), un porcentaje significativo que solo es superado por madrileños (18,7%),valencianos (18,1%), andaluces (14,7%) y los propios murcianos que realizan turismo interior (20,8%).

Finalmente, si se atiende a la deslocalización de empresas a través de los cambios de domicilio fiscal, 5 empresas inicialmente murcianas (con una cifra de ventas de 9,2 millones de euros) trasladaron su domicilio fiscal a Cataluña en 2016.

Contrariamente, 17 empresas catalanas, cuyo volumen de ventas era de 1,2 millones de euros, abandonaron dicha Comunidad para establecerse en la Región de Murcia.

Así pues, Murcia registra un saldo positivo en el "intercambio de empresas" con Cataluña si se atiende al número de traslados (pero sale perdiendo en cuanto a dimensión de esas empresas se refiere), un proceso que se podría haber intensificado en los últimos tiempos.

En cualquier caso, no parece que Murcia sea uno de los destinos prioritarios de las empresas que están abandonando Cataluña, ya que según fuentes del Instituto de Fomento (INFO), solamente tres empresas afincadas en Cataluña han solicitado información para establecerse en un futuro en la Región.

El impacto en Murcia se dejará notar en similar medida que en el ámbito nacional, dada la intensidad de las relaciones económicas entre ambas regiones que pertenecen al denominado Arco Mediterráneo Español.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos