El SMS creará un observatorio para evaluar la calidad de la asistencia

Una paciente en la unidad pediátrica de la Arrixaca /NACHO GARCÍA/ AGM
Una paciente en la unidad pediátrica de la Arrixaca / NACHO GARCÍA/ AGM

El proyecto permitirá comparar los resultados de cada hospital y centro de salud

JAVIER PÉREZ PARRAMURCIA

¿Tiene usted más o menos posibilidades de acceder a tiempo a los tratamientos para frenar un ictus que un paciente de un municipio vecino? ¿Sabe si su hospital de referencia presenta buenos indicadores en el abordaje del infarto de miocardio, la insuficiencia cardíaca o la cirugía de mama, y si estos resultados son mejores o peores que los del resto de centros hospitalarios de la Región? ¿Cuál es el grado de éxito de su centro de salud en el seguimiento de los pacientes con diabetes e hipertensión? Es imposible que usted pueda encontrar respuesta a algunas de estas preguntas. En otras, quizá sí podría llegar a alguna conclusión, pero siempre y cuando sea capaz de bucear en estadísticas indescifrables que primero tendrá que encontrar -si hay suerte- en internet.

El sistema sanitario ha ido ganando en transparencia, pero todavía sigue habiendo obstáculos en el acceso a los resultados de la actividad diaria en los hospitales y centros de salud. A los repetidos incumplimientos de las promesas de los responsables políticos se suman las resistencias internas a quedar bajo la lupa y el escrutinio público.

En 2012, la Consejería de Sanidad anunció un Plan de Monitorización de Resultados en Salud que iba a permitir el acceso de los ciudadanos a toda esta información. Se formaron grupos de trabajo y se avanzó en la evaluación interna. Pero desde el punto de vista de la transparencia, el proyecto ha quedado en nada.

En 2012 ya se anunció un plan de monitorización de indicadores que serían públicos y transparentes. Pero no se cumplió El modelo a seguir es el del sistema nacional británico de salud, donde se pueden consultar datos incluso por profesional

El director gerente del Servicio Murciano de Salud (SMS), Asensio López, quiere recuperar esta idea, y ha encargado ya a la Subdirección General de Calidad Asistencial, Seguridad y Evaluación, que dirige Pedro Parra, la puesta en marcha de un Observatorio de Evaluación de Resultados en Salud.

«Nos va a permitir exponer los resultados con indicadores que previamente hayamos pactado con los profesionales», explica Asensio López. Esos indicadores podrán consultarse de forma sencilla en internet, subraya. El Servicio Murciano de Salud ya cuenta con una ingente cantidad de datos que se recogen habitualmente en los informes de la Dirección General de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano. También hay numerosas estadísticas que pueden consultarse en 'murciasalud.es' o en el Portal de la Transparencia de la Comunidad. Por último, el Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales dispone de un potente portal estadístico en el que bucear por entre millones de datos de todo el Sistema Nacional de Salud, con información desagregada por comunidades.

Pero el nuevo Observatorio del SMS debe permitir la mejora de la evaluación de los resultados en salud que ofrecen hospitales y centros de salud de la Región. No solo es importante tener cifras: si no se utilizan para sacar conclusiones y tomar decisiones, no sirven para mucho. Además, el objetivo es presentar la información de manera asequible al ciudadano.

«Información gris»

«Tenemos mucha información gris, pero la idea es pasarla a categoría de observatorio», resume el director gerente del SMS. Por ejemplo, los datos sobre infecciones hospitalarias están ahí, pero difícilmente un paciente puede consultar actualmente el riesgo de contraer una de estas infecciones en el hospital de su área de salud. «Los profesionales tienen que compartir la información y saber lo que ocurre» en el resto del sistema, explica Asensio López. «Hay circunstancias que son estructurales, como la distancia al hospital de referencia -explica-; pero hay muchas cosas que podemos mejorar, exportando aquellas experiencias que, según nos muestren los indicadores, dan buenos resultados».

El Observatorio, avanza Asensio López, aportará datos por área de salud, hospital, servicio y centro de salud. El proyecto bebe de dos referentes: el Servicio Catalán de Salud, que ya ofrece a los pacientes indicadores desagregados a través de su web sobre resultados en cada uno de los niveles asistenciales, y el servicio de salud británico -el NHS-, con una larga tradición en evaluación y transparencia. «Cualquier ciudadano puede encontrar los resultados de sus médicos a través de la web del NHS: desde cuántos pacientes atienden hasta los principales indicadores», explica López.

Pero, para ello, el primer paso es definir bien qué contenidos deben ser recogidos por el Observatorio. «Debemos ofrecer resultados homogéneos, comparables», explica el director gerente del SMS. Se utilizarán indicadores que ya están validados por las sociedades científicas o por su uso habitual en los servicios sanitarios, pero serán revisados previamente y ajustados a las características de cada área y servicio para que haya un consenso y los datos sean útiles y veraces. «Para un observatorio hacen falta dos cosas: que el indicador sea aceptado por los profesionales y que la fuente de información sea perfecta», resume Asensio López.

Promesas pendientes

Junto la puesta en marcha del Observatorio, el SMS tiene otras muchas asignaturas pendientes en materia de transparencia. Pese a estar recogido en un decreto, el Gobierno regional lleva desde 2006 sin desarrollar una aplicación que permita a los pacientes conocer cuál es su situación en las listas de espera para una intervención quirúrgica, una consulta externa o una prueba diagnóstica. También continúan sin ser públicos los contratos de gestión que las gerencias de las áreas de salud firman con el Servicio Murciano de Salud (SMS). ¿A qué objetivos se comprometen? ¿Cuáles son los resultados que obtienen en la búsqueda de esos objetivos? Toda esa información permanece a día inaccesible para el ciudadano.

Más

Fotos

Vídeos