García-Legaz: «Corvera será un aeropuerto de primera en la red de Aena»

Jaime García-Legaz posa en la sede de Aena de Madrid./LV
Jaime García-Legaz posa en la sede de Aena de Madrid. / LV

«La transición desde San Javier a Corvera la haremos a final de año y de forma rápida; hay potencial para abrir más rutas europeas», asegura Jaime García-Legaz, presidente y consejero delegado de Aena

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

En Aena están lanzados para abrir Corvera a final de año. Van a gestionar un aeropuerto «muy bien diseñado», que quieren colocar en «la misma liga» en la que opera Alicante. «Esto va a salir bien y ganaremos todos», apunta el murciano Jaime García-Legaz. Asumió recientemente la presidencia de Aena, tras su paso por la secretaría de Estado de Comercio y el Cesce. Se muestra sincero al enfriar las expectativas empresariales sobre el uso de Corvera para el tráfico de mercancías. No ve razonable vuelos con Madrid, pero sí con Barcelona, Galicia y País Vasco. Solo encuentra ventajas en el nuevo aeropuerto, que renace de sus cenizas desde que terminó su construcción hace seis años. «Corvera no va a ser un satélite de Alicante», recalca. Ofrece al detalle los planes para ponerlo en marcha.

-¿Cuál es el futuro de los trabajadores de Aena de San Javier?

-Tuvimos una reunión con los sindicatos de San Javier y les ofrecimos todas las garantías. Los trabajadores de Aena van a tener garantizado el 100% de sus salarios, antigüedad, trienios, reservas, concursos de traslados... La diferencia es que pasarán a pertenecer a una sociedad concesionaria, pero será como si siguieran en Aena a todos los efectos. Contamos con todos y no habrá discontinuidad laboral. Lo pondremos todo por escrito para que estén tranquilos.

«Los trabajadores de Aena tendrán sus derechos garantizados; contamos con todos» Traspaso a Corvera

«Estamos contentos con ellas y haremos todo lo posible para que sigan con nosotros» Empresas auxiliares

«Corvera estará en la misma liga que El Altet, y además sin limitaciones operativas» Proximidad con Alicante

«No contemplamos vuelos a Madrid debido al AVE; pero sí a Galicia, Barcelona y País Vasco» Oferta de rutas nacionales

«Es irresponsable crear expectativas sobre el tráfico de mercancías que no se van a cumplir» Vuelos de carga

«Queremos contar con Volotea; y me reuniré con el presidente de Ryanair muy pronto» Atraer compañías

«A partir de ahora todos los riesgos son nuestros; no es de recibo pedirle a la Comunidad que los cubra» Apoyo del Gobierno regional

«Es una fantasía pensar que otro operador vaya a traer más pasajeros que nosotros a Corvera» Recelo de los empresarios

«Cuatro millones de viajeros al año es un cálculo realista; al final de la concesión serán más» Previsiones de ocupación

-¿Y de las empresas auxiliares que operan en San Javier, que emplean a más de 450 personas? ¿Les van a respetar los contratos para que pasen también a Corvera?

-Con las empresas auxiliares vamos a hacer todo lo que esté de nuestra mano para que continúen trabajando con nosotros. Estamos muy contentos con aquellas que operan en el aeropuerto de San Javier, y todas las que quieran y puedan jurídicamente seguir trabajando con nosotros en Corvera lo harán. Esa es nuestra voluntad. Hay que analizar si se pueden preservar los contratos. Es lo que le puedo decir en estos momentos.

-Los empresarios expresaron sus recelos de que Corvera se convierta, de la mano de Aena, en un aeropuerto satélite del de Alicante

-No solamente no es así, sino que no tiene ningún sentido. Nos hemos traído a Mariano Menor, que es uno de los primeros espadas de la red de Aena, para realizar la coordinación, con la idea de que Corvera sea un aeropuerto de primera, porque tiene capacidad para serlo. No sé muy bien a qué responde esa idea de que tiene que ser un aeropuerto satélite. El que la haya patentado, que la explique, porque nosotros no tenemos ninguna intención de que así sea. Queremos potenciarlo al máximo porque este aeropuerto tiene mucho recorrido.

-En el empresario murciano se ha interiorizado la idea de que una empresa privada se esforzaría más por impulsar Corvera y obtener beneficios, favoreciendo una oferta turística que traiga pasajeros. Ese planteamiento se ha ido diluyendo al ver que Aena es una empresa cotizada que debe responder también ante sus accionistas.

-Lo primero es absurdo. ¿Qué interés puede haber en no desarrollar un aeropuerto hasta su máxima capacidad cuando eso implica más ingresos, beneficios y mejores resultados para todos? Además de la riqueza y empleo que proporciona a la Región de Murcia. Los pasajeros no van a venir aquí porque opere Aena u otra operadora, sino por otros factores asociados a la oferta turística y cultural, los negocios, los hoteles, etc. Y las tasas tienen un tope. Creo que es una fantasía pensar que otro podría traer más tráfico que nosotros. Es al revés: de forma sostenible somos nosotros más capaces que otros de atraer tráfico. Tenemos relaciones con las compañías aéreas, y ya estamos ofreciendo las ventajas de este aeropuerto directamente a los niveles más altos. Un operador pequeño no tiene capacidad de hacerlo igual que nosotros. Y desde el punto de vista de la eficiencia, tenemos altas sinergias dentro de Aena a nivel de dirección, planificación y marketing. Existen economías de escala favorables para Corvera.

Mismas tarifas que San Javier

-¿Cuáles son los siguientes pasos?

-Ahora toca hablar y negociar con las compañías aéreas. Ya estamos en ello y lleva tiempo. Probablemente también haga falta una campaña de promoción, lo cual es responsabilidad del Gobierno regional. Estamos seguros de que hará lo que le corresponde para darle un impulso inicial al aeropuerto, trabajando también con las compañías, como hacen otros gobiernos autonómicos. El tiempo acabará demostrando que Corvera tendrá una importancia grande no solo para la Región, sino para toda la red. Nos llevamos todo a Corvera para que sea un aeropuerto que esté en la misma liga que El Altet; en el mismo nivel. Sin las limitaciones operativas de San Javier, que no puede recibir vuelos durante las mañanas, algo que no ocurre en El Altet y no ocurrirá en Corvera.

-¿Aplicarán en Corvera las tasas de San Javier, que son más baratas que las de Alicante?

-Se ha tomado la decisión de fijar las tasas estándar del plan Dora (Documento de Regulación Aeroportuaria) que se aplican en toda la red. Ni más altas ni más bajas. Nos parece que si es un aeropuerto que se integra en la red al mismo nivel que los demás importantes, tiene que jugar con las mismas reglas del juego. Los números nos salen perfectamente para que el tráfico crezca de forma considerable, y que se pueda ganar dinero. Las tasas serán las mismas que las de San Javier. No estamos forzados normativamente a hacerlo, pero hemos pensado que es lo mejor. En San Javier tenemos un ingreso medio por pasajero de 7 euros, y en Alicante puede llegar a 9 y pico.

-Los empresarios y exportadores apuestan por potenciar el tráfico de mercancías en Corvera, para no tener que depender de Amsterdam y otros aeropuertos. ¿Qué planes tienen al respecto?

-Es un tema complicado que conviene explicar. Junto con Heathrow, Schiphol, Frankfurt y París, Madrid y Barcelona tienen mucha carga porque mueven mucho tráfico. Y a pesar de todo eso, el volumen de las mercancías que pasan por carretera por Barcelona y siguen su camino en camión para el centro y norte de Europa sigue siendo muy alto. ¿Qué sucede? Pues que el volumen de tráfico que se necesita para abaratar el cargo es muy alto. España no deja de estar en una esquina del continente y al final los aviones cargueros puros se llenan en el centro de Europa. Por tanto, haremos todo lo que esté en nuestra mano, pero creo que no es razonable fomentar muchas expectativas de generación de tráfico de carga en Corvera. Si Madrid o Barcelona con 50 millones de pasajeros no son capaces de estar a la altura de Schiphol en carga, me parece irresponsable generar expectativas sobre Corvera que no se van a poder cumplir.

-Es muy claro en este punto...

-Vamos a ver. Si más adelante aparecen otros factores y esa demanda empieza a crecer... El tipo de tráfico que esperamos en el aeropuerto de Corvera está relacionado con el turismo, a base de muchas rutas con el Reino Unido y el centro y norte de Europa. Ese es el modelo. No es de esperar que de pronto haya una línea Hong Kong-Corvera o Tokio-Corvera... Nosotros tenemos el aeropuerto, y el tráfico es cosa de las compañías aéreas, que son las que deciden las rutas que ponen en marcha, y si son rentables.

-Hay empresarios que le van a pedir a Aena tráfico de carga, principalmente de frutas.

-¿Cuánta fruta con hueso se lleva por avión a China? No mucha; y no van por Madrid, sino por arriba. Llevar productos alimentarios frescos en bodega, en un avión a 10.000 kilómetros de distancia, es muy caro si se analiza objetivamente. La repercusión de la carga aérea está entre 9 y 10 euros por kilo. ¿Qué consumidores están dispuestos a pagar esos precios en producto fresco? Quizás algún producto estacional que salga de la Región con una calidad alta merezca la pena, pero opino que va a ser marginal. Pensando en el mercado chino es más sensato trabajar en sistemas alternativos, como la línea de tren entre Madrid y Yiwu. Pero generar expectativas por avión no sería realista. Ojalá.

No espera fugas

-En el proceso de traslado, puede haber compañías que no quieran ir a Corvera y que se fuguen a Alicante? ¿Lo tienen previsto?

-No esperamos que eso ocurra. Aunque la gente debe saber que no podemos obligar a nadie. Lo cierto es que ahora existe demanda para San Javier y estamos seguros de que habrá para Corvera. No hay razón para que se produzca lo que plantea, entre otros motivos porque a las compañías de bajo coste, que son las que operan aquí, lo que les importa es tener infraestructuras eficientes y traer pasajeros. Sobre el transporte a los hoteles y a las playas, ya se encargará alguien de llevarlos y traerlos.

-Corvera está más lejos de la costa que San Javier, pero abarca un radio mayor de influencia.

-Tampoco existe tanta diferencia y las compañías están habituadas a ello. Hay cientos de miles de turistas que llegan a Barcelona a través de los aeropuertos de Girona y Reus, a 80 y 100 kilómetros de distancia. Lo importante es que las compañías dispondrán de más capacidad de slots durante todo el día porque no tendrán limitaciones operativas con las ventanas y horarios de vuelo, que ahora sí sufren en San Javier. Las infraestructuras de Corvera son mejores por ser un aeropuerto nuevo, y los precios serán competitivos.

-¿Es un cálculo realista alcanzar los 4 millones de pasajeros anuales al final de la concesión?

-Sí. Hemos elaborado una planificación realista. Siendo muy conservadores, hemos previsto incluso que haya una pequeña caída de tráfico en el primer año de funcionamiento, pensando en que alguna compañía se marche durante la transición, que es algo que creemos que no ocurrirá. Se pueden alcanzar los 4 millones de pasajeros en el año 25 de la concesión por la propia inercia del mercado, que este año va a crecer un 8%. Si empezamos con un millón de viajeros, y se le aplica un 8% acumulativo a lo largo del periodo de concesión, sale un tráfico incluso muy superior. Por lo tanto, 4 millones resulta una tasa de crecimiento moderada. Se trata como digo de una previsión realista, entre otras razones porque nuestra oferta fue supervisada por la Comisión Delegada del Gobierno antes de que nos autorizara para presentarnos al concurso. Nuestra oferta está basada en la prudencia.

Un aeropuerto con un lazo

-¿Cree que encontrarán obstáculos por el camino?

-En Corvera no tenemos que invertir en la construcción de un nuevo aeropuerto. Una vez ganado el concurso, tenemos un aeropuerto terminado con el lazo puesto. Se lo quitas, lo revisas y te pones a operar, lo cual es una ventaja considerable comparado con invertir en una pista y una terminal de nueva construcción.

-¿Dentro del pliego de condiciones existe alguna letra pequeña que obligue al Gobierno regional a cubrir el déficit de explotación? ¿O que tenga que dar ayudas a Aena si no se logran los objetivos?

-No, en absoluto. A partir de ahora todos los riesgos están de nuestro lado, como tiene que ser. Un operador aeroportuario tiene que ser un empresario que asuma la operación para lo bueno y para lo malo. Si nos salimos de lo bien que lo hacemos, ganaremos más dinero de lo previsto; y si nos sale mal, algo no habremos hecho bien. Pero pedirle a una Administración que cubra los riesgos empresariales a mí me parece que no es de recibo. Desde luego, no hay nada de eso que pregunta, y todo se ha hecho con luz y taquígrafos.

-La Comunidad ha gastado mucho dinero público en este aeropuerto, con el aval, las expropiaciones, los accesos... Entenderá que los ciudadanos se pregunten si les va a seguir costando más dinero.

-Eso es algo completamente ajeno a la concesionaria. Nosotros vamos a firmar un contrato con la Comunidad Autónoma en el que se dice: 'Usted me deja el aeropuerto, yo lo opero y le pago una cantidad; y todo lo que está fuera de ese contrato no me concierne'. Aena tiene la obligación de hacer todo lo necesario para que este aeropuerto funcione. Sí planteamos en nuestra oferta algo que no nos pedían pero que hemos querido incorporar, como es una inversión adicional a media vida de la concesión. Estimamos que habrá que invertir en equipos, renovar sistemas, y modernizar el aeropuerto. Eso lo hemos presupuestado y forma parte de nuestra cuenta de explotación.

Solicitar los permisos

-¿Cree que el Gobierno regional podrá recuperar los 182 millones del aval durante esos 25 años?

-Nosotros no manejamos los números que conciernen a la Comunidad Autónoma, y no somos quiénes para valorarlos. Nos hemos comprometido a abonar un canon un 15% superior al mínimo establecido, y estaremos encantados de pagarlo porque eso será una señal de que el tráfico habrá crecido y que el resultado es bueno para la Región de Murcia, para la Comunidad y para Aena. Estamos convencidos de que vamos a llegar a esas cifras. Esto va a salir bien, y es cuestión de tiempo demostrarlo. Es evidente que con toda la historia que tiene este aeropuerto sobre sus espaldas, que no es poca, hay mucha gente escéptica. Aena es el mejor operador del mundo en ratios de eficacia, en operaciones, en puntualidad y en movimiento de pasajeros. El aeropuerto está en manos de la empresa que mejor puede gestionarlo.

-¿Aena tiene que absorber los 35 millones de indemnización por el cierre de San Javier, que ya no cobrará al haber ganado el concurso?

-Los servicios jurídicos del Estado lo están analizando. Nosotros hemos hecho un plan de negocio en Corvera asumiendo el coste de cierre de San Javier. Nuestro esquema consiste en tener Corvera abierto y no San Javier, y así lo expusimos al Consejo de Administración de Aena. Existe un convenio firmado en el año 2011, cuando gobernaba el PSOE, entre el secretario de Estado de Infraestructuras y el consejero de Fomento de Murcia, que establecía una compensación sin cuantía determinada reconocida a favor de Aena. Eso tiene una validez jurídica que los servicios jurídicos del Estado tienen que precisar. Es un tema jurídico a resolver. Y seguro que seremos capaces de buscar una solución. La colaboración con el Gobierno regional es muy buena.

-¿Será rápida la tramitación de los permisos por parte de Agencia Estatal de Seguridad Aérea?

-En cuanto tomemos posesión revisaremos a fondo toda la infraestructura, las instalaciones y los equipos de Corvera para estar seguros de que todos están en óptimo estado; y prepararemos la documentación para presentarla a Aesa. El momento no puede ser mejor, ya que acabamos de certificar todos nuestros aeropuertos siguiendo una norma de la Organización de Aviación Civil Internacional. En Corvera no hemos visto nada que lleve a pensar que no es certificable. Tenemos mucha experiencia y no esperamos problemas.

-La mayor parte del espacio aéreo de la Región es militar por la coexistencia de la Academia General del Aire y de la Base de Alcantarilla. Hay quienes creen que esto condiciona las maniobras en Corvera con un gasto extra de combustible.

- No hay ninguna incompatibilidad. Las maniobras están diseñadas y voladas, como dicen los técnicos. Cuando hay dos aeropuertos cercanos juntos las maniobras tienen que ser compatibles, y en el caso de San Javier y Corvera los técnicos nos indican que los ajustes en las maniobras son despreciables en tiempos de vuelo y combustible. En el área de Londres hay cinco aeropuertos y todos son capaces de coordinarse. Aquí va a ser mucho más fácil. Hay una cosa importante: las pistas de Corvera y de San Javier son paralelas, lo cual facilita aún más el tráfico aéreo. Eso que usted dice, que yo también lo he escuchado, es una leyenda urbana más. Tampoco habrá problemas de ruidos.

-¿Cómo se hará la transición de San Javier a Corvera? ¿Será gradual, se solapará un tiempo o lo harán de un día para otro?

-Esto último sería lo deseable, pero hay que ver si es técnicamente posible. En todo caso, emplearemos el menor tiempo posible en la transición. Tenemos que hablarlo con las compañías y ver la mejor forma técnica de hacerlo. Si existe solapamiento, el tiempo que dure va a ser muy pequeño porque no tiene mucho sentido prolongarlo. La complejidad no es demasiado grande y seguramente habría más problemas si se hace una transición muy larga. No tiene sentido tener escaleras, handling y personal para los aviones en los dos aeropuertos al mismo tiempo.

-Se calcula que la apertura se producirá para final de este año.

-Sí, ese es el calendario previsto. Antes no es técnicamente posible, y además es preferible que la transición se realice en temporada baja. No podemos dar fechas exactas porque va a depender de Aesa y de cómo esté el aeropuerto. Suponiendo que sea a final de año, coincidirá con que no habrá mucho tráfico aéreo y eso facilitará el proceso. En invierno hay 8 o 10 vuelos diarios, mientras que en verano son 50. Claramente, la transición hay que hacerla en invierno.

-El aeropuerto de San Javier tiene una alta dependencia del turismo británico. ¿Es un punto débil ante las convulsiones económicas?

-Eso pasa en toda España. El tráfico inglés, con el 18%, es el primero después del nacional. Los ingleses van a seguir volando. El 'Brexit' no va a cambiar el clima del Reino Unido. Hemos vivido ya el periodo pre 'Brexit' y la fuerte devaluación de la libra, y la actividad se mantiene. Además, trabajamos otros mercados y se ha detectado que hay potencial para rutas a París, Amsterdam, Bruselas, Alemania, los países escandinavos y Europa oriental. Cada vez se abren más rutas, y ahí puede ganar tráfico Corvera.

Convencer a los escépticos

-¿Habrá vuelos con Madrid? ¿Cuál será la oferta de rutas nacionales?

-Un vuelo con Madrid no lo hemos contemplado, debido a la llegada del AVE, aunque quizás pueda tener demanda. Como ve, hemos sido muy realistas. En cambio sí vemos más posibilidades con Barcelona y el norte de España. Hay que traer a la empresa Volotea, que preside el murciano Carlos Muñoz. Ya hemos hablado con él, y es un candidato muy bueno para establecer un par de rutas con Galicia y el País Vasco, donde existe un mercado creciente. También nos vamos a reunir con el presidente de Ryanair para hablar en particular de Corvera. EasyJet está en Luton, que es el aeropuerto que operamos en Londres, y eso facilita también las cosas.

-¿Es posible convertir Corvera en un aeropuerto hub, en un centro de conexión y distribución de algunas compañías aéreas?

-En el momento que vivimos, con el tráfico subiendo, tener capacidad disponible en una zona turística es una oportunidad para las compañías aéreas. Alicante en horas punta tiene mucho tráfico; eso da aún más oportunidades a Corvera. Estas compañías que están dando vueltas todo el día por Europa buscan el lugar más eficiente para rotar los aviones. Por eso creo que es un buen momento para abrir Corvera. Cuando el aeropuerto empiece y se vea que marcha bien, será mucho más fácil convencer a las compañías de que se fijen en Corvera. De igual forma, se despejarán las dudas de las personas que se muestran escépticas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos