Las cooperativas preparan su plan de rescate frente a la caída de la natalidad

La consejera Martínez-Cachá y Juan Antonio Pedreño, ayer, a su llegada a la asamblea de Ucoerm, en el edificio Moneo. / Vicente Vicéns / AGM

La asamblea de colegios de economía social reclama un descenso de las ratios en los municipios que puedan verse afectados

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

Las cooperativas de enseñanza, que gestionan ya 58 colegios en la Región y dan empleo a más de 3.500 docentes, quieren evitar que la caída de la natalidad prevista para los próximos años afecte a sus centros educativos. Para impedir que el descenso de alumnos, y por tanto, de aulas, afecte a los centros, han diseñado un plan de rescate que ayer fue presentado a los cooperativistas que tomaron parte en la Asamblea de la Unión de Cooperativas de Enseñanza de la Región de Murcia (Ucoerm).

El presidente de la entidad, Juan Antonio Pedreño, detalló que, entre otras medidas, demandarán a la Consejería de Educación una rebaja de las ratios por municipios. Esa petición se explica por la desigual incidencia que tendrá el previsible descenso de alumnos en los diferentes pueblos de la Región, que no es comparable entre, por ejemplo, Murcia y Mula. Mientras en la capital la caída de alumnos de tres años se reparte y es menor, en el segundo municipio puede implicar el cierre de aulas o, incluso, poner en peligro el futuro de un centro educativo.

Los colegios gestionados por cooperativas, concertados, crearán además una bolsa de profesores para que, quienes puedan perder su empleo por la caída del censo de alumnos, tengan opciones de colocarse de nuevo en otra cooperativa de enseñanza. «Se trata de anticiparnos y estar preparados para hacer frente a lo que pueda venir», explicó Pedreño a los cooperativistas, que se felicitaron por el incremento salarial del 1% que entró en vigor este mes e iguala su sueldo base al de los docentes de la pública.

Martínez-Cachá refrendó el compromiso de su gobierno con la «libertad de elección de centro»

Según las proyecciones de natalidad que realiza el Instituto Nacional de Estadística (INE), los colegios murcianos perderán más de 35.000 escolares en apenas quince años por el descenso de la natalidad, lo que se traduciría -con las ratios actuales- en la desaparición de 1.500 aulas en Infantil y Primaria en 2031.

Los representantes de los colegios analizaron también el programa de formación en cooperativismo y economía social, con el que se pretende instruir a un par de profesores por centro para que estos, a su vez, enseñen a sus alumnos sobre la cuestión.

La consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá, quien presidió la asamblea, refrendó el compromiso de su gobierno por «la libertad de enseñanza. Vamos a seguir decidiendo en favor de la libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos», dijo. Y destacó el papel de las cooperativas en el sistema educativo regional y aseguró que «representan un 45% del tejido de la educación concertada». Martínez-Cachá recordó que el Gobierno regional amplió a seis años el período de conciertos educativos «con los que se garantiza la estabilidad económica y laboral de los centros concertados». El nuevo convenio además permite a los centros privados sostenidos con fondos públicos recibir subvenciones también para los grupos de Bachillerato.

Fotos

Vídeos