Un 14,3% de los contratos en la Región supuso un cambio de comunidad

Dos trabajadoras, en un almacén de fruta./LV
Dos trabajadoras, en un almacén de fruta. / LV

La tasa de movilidad en Murcia fue la tercera mayor en porcentaje por autonomías, según el informe de Randstad

EPMurcia / Madrid

Un 14,3% de los contratos en la Región de Murcia en 2016 supuso un cambio de comunidad para el trabajador, el tercer mayor porcentaje por autonomías, solo inferior a las registradas por La Rioja (24,7%) y Castilla-La Mancha (21%).

A nivel nacional, la tasa de movilidad interprovincial de los trabajadores españoles, entendida como el porcentaje de contratos que implican el desplazamiento del profesional a otra provincia respecto al total, se situó en el 13,2% en 2016, la tasa más elevada de la historia, según un informe de Randstad.

Entre el año 2000 y 2014 la tasa de movilidad interprovincial se situó entre el 11,4% y el 12,5% y en el ejercicio 2015 escaló hasta el 12,8%. En 2016 se registró un nuevo récord, al lograrse una tasa del 13,2%.

Según Randstad, los contratos que implicaron movilidad laboral superaron en 2016 los 2,6 millones por primera vez en la historia. En concreto, se registraron 2.627.075 contratos de este tipo, un 10,2% más que en 2015.

Por sectores, agricultura fue el sector que registró una mayor tasa de movilidad, un 22,4%, un punto por encima de los datos de 2015. Le sigue la construcción, donde el 16,1% de los contratos que se firmaron el año pasado conllevaron el desplazamiento del profesional a otra provincia.

Por su parte, las tasas de movilidad interprovinciales del sector servicios y de la industria se situaron en el 11,5% y en el 10%, respectivamente, con todos los sectores presentando tasas superiores a las de 2015.

La Rioja lidera la movilidad laboral entre comunidades

De acuerdo con este informe de Randstad, Canarias y Galicia fueron las regiones que registraron una menor tasa de movilidad interautonómica (entre comunidades autónomas), ambas con ratios por debajo del 5%. A continuación se sitúan Andalucía, con un 5,1%, y Cataluña, con un 6,3%.

En el lado opuesto, encabezando la movilidad laboral entre comunidades, aparece La Rioja, donde uno de cada cuatro contratos de 2016 supuso un cambio de comunidad autónoma para el trabajador (24,7%). A continuación se sitúa Castilla-La Mancha, con un 21%, seguidas de Murcia y Madrid, con tasas de movilidad del 14,3% y 14,1%, respectivamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos