Los 7 consejos de la Policía Nacional para prevenir los robos en vacaciones

La Policía Nacional detectó, en la noche de este jueves, los primeros testigos de plástico en algunos edificios de la capital y pide la colaboración ciudadana para prevenir los hurtos

Marta Semitiel
MARTA SEMITIELMurcia

¿Se acuerdan de la oleada de robos que hubo el verano pasado en Murcia por una banda de georgianos y croatas que marcaba las puertas con plásticos? Han vuelto. En la noche de este jueves y durante la mañana de este viernes, la Policía Nacional ha recibido las primeras alertas de hallazgos de plásticos junto a las bisagras de las puertas.

“El sistema es sencillo, pero a quien se le ocurriera, dio en el clavo”, dice con pesar Alfonso Javier de la Cerda, inspector jefe del grupo de delincuencia especializada de la Policía Nacional. Consiste en doblar por la mitad un plástico del largo de una uña y de unos tres milímetros de ancho, haciendo una pequeña pestaña que se introduce por el marco de las puertas, junto a las bisagras. Si ese testigo sigue ahí pasados dos días, significa que nadie ha entrado en casa y los ladrones pueden campar a sus anchas. “En cuanto abrimos la puerta, el plástico salta. Es casi imperceptible, de lo pequeño que es”, explica el inspector.

El cuerpo de policía pide colaboración ciudadana para detectarlos, “sobre todo a los vecinos que se quedan, si ven alguna presencia extraña en el edificio, que nos llamen al instante”, insisten.

De la Cerda apunta, además, otros consejos para evitar encontrarnos con el desvalije al volver de vacaciones. ¿Qué podemos hacer para que no nos roben?

1. Echar la llave

Parecerá una tontería, pero la importancia de echar la llave es un gesto que suele pasar desapercibido cuando salimos de casa. Sobre todo si creemos que no vamos a tardar mucho. “Pero abrir una puerta con el método del ‘resbalón’ es muy sencillo. Para ello los ladrones utilizan una lámina de plástico fino que puede comprarse en cualquier ferretería”, explica el inspector.

2. Prestar atención a las puertas

Durante el verano de 2016 se produjeron numerosos robos de bandas que dejaban una marca de plástico en las puertas. Pero esta pequeña señal no es la única forma que tienen de vigilar si estamos o no en casa. “También dejan marcas con vaselina, se las ingenian como pueden”, apunta De la Cerda. Por eso es muy importante prestar atención a cualquier tipo de señal que hayan podido dejar los ladrones en nuestras puertas y cerciorarnos de quitarlas.

3. Ojo con las redes sociales

Publicar dónde estamos o cuándo nos vamos de vacaciones es un gesto que se ha convertido en algo normal desde que surgieron las redes sociales. Sin embargo, no es lo más inteligente si lo que queremos es mantener a los cacos alejados de nuestros hogares. El inspector incide en que “aunque creas que tienes a tus amigos en Facebook, nunca sabes quién puede estar leyendo lo que publicas”. Por ese motivo, cuanta menos información demos de nuestros viajes, mejor.

4. Dejar pistas cotidianas

Otro consejo que ayuda a la hora de alejar a los ladrones es dejar pistas de cotidianidad en nuestros hogares. Por ejemplo, “la ropa tendida o una luz encendida, para que crean que hay alguien dentro de casa. Porque la mayoría de ladrones evitan entrar en sitios donde sospechan que puede haber gente. Nosotros recomendamos los sistemas automáticos y programables de luz, con los que puedes controlar la televisión”, dice.

5. Realizar un inventario

Probablemente este es el consejo que pasa desapercibido para casi todos los inquilinos. Realizar un inventario con todos los objetos de valor que tenemos en casa, “sobre todo de las joyas, adjuntando una foto de cada una, y de los aparatos electrónicos de valor, de los que aconsejamos siempre apuntar el número de serie y el modelo”. Ese listado servirá al inquilino para denunciar con mayor eficacia el robo de sus pertenencias y facilitará la labor de la policía a la hora de encontrarlas.

6. Alertar de presencias ajenas

Una llamada al 091 o al 112 para alertar a la policía de la presencia de personas ajenas al edificio también es una buena forma de prevenir los robos. “A nosotros no nos cuesta nada enviar una patrulla que esté cerca. Aunque luego sea una falsa alarma, preferimos eso a que se produzcan robos”, asegura el policía.

7. Poner rejas en todas las ventanas

Absolutamente en todas, sí. ¿Por qué? Según la policía, en los últimos meses se observa un aumento considerable de los robos por ‘escalo’, es decir, aquellos que se producen entrando por las ventanas o balcones, bien del exterior o bien del patio de luces. “Hace poco detuvimos a una persona que había escalado cuatro pisos por una tubería del agua. La verdad es que la mayoría de robos que se están produciendo ahora, son por los patios de luces”. De ahí la importancia de poner rejas que mantengan alejados a los ladrones.

Fotos

Vídeos