La Consejería estudia más de 35 solicitudes de empresas que quieren abrir nuevas ITV

Un coche y una moto pasando por delante del solar adquirido en la carretera de Alicante para habilitar una nueva ITV. / Nacho García / AGM

En la carretera nacional de Alicante, a unos metros de Monteagudo, se inaugurará la primera este mismo año

JORGE GARCÍA BADÍAMURCIA

Sobre la mesa de la Consejería de Empleo, Universidades y Empresa hay pendientes de estudio más de 35 solicitudes de empresas interesadas en montar nuevas instalaciones de inspección técnica de vehículos (ITV) a lo largo del territorio autonómico. Los expedientes se irán resolviendo al margen de cuando se publique el nuevo decreto que regulará el sector y que se está negociando con los sindicatos, ya que la Consejería en la actualidad está aplicando la normativa que rige a nivel estatal y está facultada para conceder autorizaciones a nuevos operadores.

La ampliación de la red regional de estaciones es imparable, a pesar de los parones que están impulsando los sindicatos reclamando al Gobierno regional que mantenga el régimen de concesiones y que no se privatice la ITV de Alcantarilla. Prueba de ello es que próximamente comenzarán las obras de una nueva estación en la carretera de Alicante, a escasos metros de la entrada a Monteagudo.

De momento, en el solar elegido, con acceso directo desde la N-340 para facilitar la entrada y salida de vehículos, ya se ha instalado un cartel en el que se anuncia: «Solar adquirido para ITV». El expediente lo impulsa Joberco, con sede en Molina de Segura, y recibirá autorización cuando finalice la obra con la perspectiva de realizar más de 48.000 inspecciones anuales a turismos, camiones, autobuses... De forma que la nueva red regional de estaciones ITV podría inaugurarse antes de que acabe el año en la carretera de Alicante.

El futuro decreto del Gobierno regional regulará el sector a través de un sistema de autorización restringida

Después de que el PSOE y Ciudadanos frenasen en la Asamblea Regional el modelo que preveía sacar a concurso seis lotes, que incluían la construcción de once nuevas estaciones y la privatización de la ITV de Alcantarilla, ahora el departamento del consejero Juan Hernández trabaja en sacar adelante un decreto que se sustenta en un modelo similar al de La Rioja. «Se está trabajando en un modelo basado en un sistema de autorización restringida».

En la práctrica, esto supone que las nuevas ITV se construirán en el municipio donde la iniciativa privada lo solicite, siempre y cuando, el inversor cumpla con los requisitos que establezca el futuro decreto. La desaparición del sistema actual de concesión repercutirá en el coste de cada inspección. «El marco cambia de ser un sistema concesional con unas tarifas fijas, a un sistema de autorización con unas tarifas máximas, las cuales siempre pueden ser aplicadas a la baja por los titulares en base al mercado».

Las inversiones de las empresas que obtengan el visto bueno serán de hasta 3 millones

Las tarifas máximas que se podrán cobrar quedarán establecidas a través de una orden, pero en la práctica todo dependerá de la competencia. El sistema de autorización también repercutirá en las arcas regionales: «En el régimen concesional existen los cánones que deben pagar los concesionarios, que en el caso de las autorizaciones desaparecen, pudiéndose establecer una tasa a pagar por cada estación». Las estaciones que en la actualidad están funcionando en Jumilla, Molina de Segura, Cartagena, San Pedro del Pinatar, Lorca y Caravaca de la Cruz, «han pasado automáticamente a autorización administrativa». Ya no funcionan bajo el modelo de concesión debido a que expiró el periodo de explotación y no se sacaron a concurso las instalaciones tras la negativa de la Asamblea Regional al modelo de los seis lotes.

Las empresas no pagarán canon a la Consejería, pero deberán abonar el valor de las instalaciones en las que siguen operando y cuya construcción fue financiada total o parcialmente por el Gobierno regional. Por su parte, las mercantiles se beneficiarán de operar sin el límite de tiempo que impone la concesión y para que la calidad del servicio no baje en las revisiones, la Consejería advierte a los empresarios de que la autorización solo «será ilimitada mientras cumplan con los requisitos». Si bajan el listón, el Ejecutivo regional les podría revocar el permiso.

No habrá privatización

El futuro sistema de autorización restringida satisfará una de las peticiones de los sindicatos: no privatizar la ITV de Alcantarilla. Así lo confirman desde el departamento del consejero Juan Hernández: «Las previsiones son las de mantener la gestión pública». A pesar de que estas instalaciones cerraron 2016 con unos ingresos de 2.052.656 euros, en la hoja de ruta del Gobierno regional no se contempla ampliar el personal. En la actualidad, hay seis mecánicos en el turno de mañana y cuatro por la tarde, y desde CSIF defienden que la estación «sería más rentable» para las arcas regionales con diez mecánicos por la mañana y seis por la tarde.

«También habría menos colas». Precisamente, el tiempo de espera es una de las quejas recuerrentes de los usuarios y la Consejería espera rebajar las colas ampliando la red regional con las 35 solicitudes de nuevas ITV que se están estudiando. Las que reciban la autorización administrativa generarán inversiones de hasta 3 millones de euros.

La Comunidad tratará de bajar las tarifas hasta un 30%

El consejero de Empleo, Universidades y Empresa, Juan Hernández, subraya que su departamento está centrando todos sus esfuerzos en «consensuar» con los sindicatos el nuevo decreto que regulará las ITV de la Región. Al pasar del modelo de concesión al de autorización restringida, «se busca una nueva red regional, con más estaciones y menos colas, con mejores servicios y más cercanos al ciudadano». El consejero subraya que también se pretende lograr «tarifas más bajas para los clientes». La horquilla que maneja su departamento es reducir entre un 25% y un 30% los precios actuales de cada revisión, tanto en las estaciones que operan en la actualidad como en las que obtengan una autorización en el futuro. «Evidentemente, uno de los objetivos de la Consejería es abaratar al máximo el coste para los ciudadanos».

Más

Fotos

Vídeos