La Confederación abre tres pozos en Calasparra para los regadíos

Emuasa no aconseja los cortes de suministro porque invitan al derroche: los vecinos llenan bañeras y cubos y luego tiran el agua

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) autorizó a la Comunidad de Regantes del Trasvase Tajo-Segura de las comarcas de Calasparra y Cieza a poner en marcha tres pozos de sequía (Mulata I, Mulata II y Mulata III) ubicados en el término de Calasparra. En total, de estos sondeos se extraerán durante el presente año hidrológico tres hectómetros cúbicos de agua, de los cuales 1,8 irán destinados a riego y los 1,2 restantes a aumentar el caudal circulante por el río Segura.

Este incremento del caudal ayudará a la Comisaría de Aguas de la CHS a resolver con mayor eficacia la escasez de agua que sufren las Vegas Media y Baja del Segura, según informó la Confederación en un comunicado.

La batería de pozos de sequía de Mulata, cuya reapertura anunció recientemente la ministra Isabel García Tejerina, cuenta con declaración de impacto ambiental favorable y, por lo tanto, quedan sujetos a las limitaciones referidas en dicha declaración. Asimismo, será la propia CHS la que lleve a cabo el control de las extracciones a través de su red oficial piezométrica. La Confederación tiene previsto extraer unos 100 hectómetros cúbicos de su red de pozos en este año hidrológico.

Consumo en Murcia

El director gerente de Emuasa, José Albaladejo, indicó el pasado viernes que ante las recomendaciones de la CHS, se va a llevar a cabo una campaña de concienciación del uso responsable del agua. «Vamos a jugar con las presiones, y empezaremos a bajarlas para reducir aún más el consumo», dijo. No cree que sea necesario cortar el agua porque «contamos con la ventaja de la desalación». Recordó que casi el 100% del agua que se consume en Murcia capital es desalada. Cree que los cortes no son aconsejables ya que a menudo suponen un derroche de agua porque la gente llena las bañeras, los cubos y luego tira el agua.

Emuasa está, además, muy pendiente de las fugas y no pasa más de una hora desde que se detecta. También se redujo el 60% del consumo de agua en los jardines respecto a la misma época del año pasado. El concejal de Calidad Urbana, José Guillén, explicó que «tenemos un sistema inteligente de riego, con dos estaciones meteorológicas que detectan la necesidad de humedad para utilizar la mínima cantidad de agua».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos