Dos conductores de transporte escolar dan positivo por droga en una semana

Un conductor de autobús se somete a un control. /Guardia Civil
Un conductor de autobús se somete a un control. / Guardia Civil

La Guardia Civil lleva a cabo una campaña de control de autobuses, cuyos chóferes debían someterse a pruebas de alcohol y drogas

LA VERDADMurcia

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de las actividades anuales establecidas por la Dirección General de Tráfico, ha llevado a cabo durante la pasada semana, del 27 de noviembre al 1 de diciembre, una campaña de control de autobuses dedicados al transporte escolar, que se ha saldado con la detección de dos conductores conduciendo bajo la influencia de drogas.

El Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia, a fin de comprobar el cumplimiento de la legislación específica para este tipo de vehículos, así como para detectar la posible comisión de otras infracciones en materia de transporte y seguridad vial, como son la conducción bajo efectos del alcohol o las drogas, tiempos de conducción y descanso y otras infracciones graves, ha establecido los operativos necesarios para controlar las rutas que forman parte de la red de itinerarios de transporte a centros escolares en la Región.

Más

En el marco de estos dispositivos han sido controlados un total de 138 vehículos de transporte escolar, cuyos conductores, además, han sido sometidos a las pruebas de detección de alcohol y drogas, habiendo arrojado dos de ellos (un 1,45 % del total) resultado positivo en drogas, por lo que han sido denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia, por una infracción al artículo 14 de la vigente Ley de Seguridad Vial, al conducir un vehículo con presencia de drogas en el organismo, hecho que tras la última reforma normativa está sancionado con una multa 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos de su permiso de conducción.

En Alcantarilla y Molina de Segura

Uno de los conductores, de 37 años, de nacionalidad española y vecino de Alcantarilla– arrojó resultado positivo en cannabis cuando fue detectado en una ruta escolar de la localidad de Alcantarilla, transportando a 40 alumnos. El segundo, de 46 años, de nacionalidad española y vecino de Alcantarilla también, dio positivo en cocaína cuando conducía un autobús con 27 escolares a bordo en el municipio de Molina de Segura.

En ambos casos los vehículos fueron inmovilizados en las proximidades de los centros docentes donde fueron inspeccionados, dada la peligrosidad que comporta la circulación tanto para los propios pasajeros como para el resto de usuario de la vía, hasta que las empresas titulares de los vehículos desplazaron hasta allí sendos conductores alternativos.

Con la finalidad de causar la menor molestia posible a los escolares, la inspección de los autobuses se ha realizado en las inmediaciones de los centros escolares, bien a primera hora de la mañana, al inicio de las clases y una vez que los menores se habían apeado de los vehículos, o antes de la finalización de la actividad lectiva, cuando los autobuses llegaban de nuevo a los colegios a recoger a los alumnos.

La Guardia Civil reitera su mensaje a aquellos conductores, sean profesionales o no, que de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la Dirección General de Tráfico, conducen después de haber bebido o tomado drogas, recordando que, sin perjuicio de la sistemática realización de controles preventivos ordinarios o especiales, que se intensificarán durante el presente mes de diciembre con motivo del elevado volumen de desplazamientos, tanto de largo como de corto recorrido, que se producen durante el Puente de la Constitución y festividades navideñas.

Campaña de control de mercancías peligrosas por carretera

Recientemente, durante la semana del 20 al 26 de noviembre de 2017, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia, dentro del calendario anual de la Dirección General de Transportes Terrestres dependiente del Ministerio de Fomento, en el marco de 'Euro Contrôl Route' (ERC), al que pertenece España, desarrolló una campaña de control del transporte de mercancías peligrosas por carretera, en la que fueron controlados 288 vehículos, siete de cuyos conductores (un 2,43 %) arrojaron resultado positivo en drogas (uno en opiáceos y seis en cannabis).

Como resultado de esta campaña también se tramitaron 18 denuncias relativas a la legislación específica ADR (Agreement on Dangerous Goods by Road, en español: Acuerdo Europeo relativo al Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por vía terrestre), así como otras 35 a la normativa general del transporte y 26 infracciones relacionadas con la Ley de Seguridad Vial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos