Condenan a una empresa a pagar con 422.000 euros a otra por suministrarle plástico defectuoso

El material no resistió un temporal de viento y se produjeron daños en los melones que debía proteger

EFEMurcia

Una empresa fabricante de plásticos deberá abonar a otra, dedicada al cultivo del melón, una indemnización de 422.000 euros por los daños sufridos por esta debido a que el producto suministrado por la primera no era el adecuado. Así se recoge en una sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Murcia, que confirma la que un Juzgado de Primera Instancia de Cartagena dictó en octubre de 2014.

El Juzgado, en la sentencia que ahora encuentra el respaldo de la Audiencia Provincial, estimó de forma parcial la demanda presentada por la empresa J., S.L. y condenó a la demandada, E.S., a pagarle la citada suma, al considerar que el plástico suministrado era "inhábil" para el objeto al que iba destinado, que era la instalación de túneles-invernadero para la plantación de melones. Las pérdidas se produjeron al no resistir el material una temporal de viento.

En su recurso, la demandada alegó que el producto servido fue el que la compradora había solicitado y contratado, además de exponer que el suceso fue debido a una incorrecta colocación del mismo o al temporal de viento que azotó la zona.

Dice la Sala de la Audiencia que comparte la sentencia del Juzgado de Primera Instancia, que recogió que el producto servido en 2014 fue distinto del suministrado el año anterior, al ser menos resistente. Y añade que el de la campaña de 2013 "no originó ningún problema y cumplió perfectamente su función, mientras que el del año 2014 "se resquebrajaba solo con colocarlo".

Concluye el tribunal que "no se sostiene" atribuir lo ocurrido a una defectuosa colocación del plástico o a los vientos; la causa no es otra que la comentada: la sensibilidad o poca resistencia del producto entregado, inhábil al fin al que iba destinado".

Fotos

Vídeos